Fútbol
Suscríbete por 1€

Manchester City-Atlético: Foden y De Bruyne desequilibran una batalla táctica entre estilos

El Manchester City se adelantó en la eliminatoria de Champions contra el Atlético con un tanto del belga a pase del inglés, el as bajo la manga que Guardiola reservó para el final.

Guardiola sacó a Phil Foden en el tramo decisivo del partido.
Guardiola sacó a Phil Foden en el tramo decisivo del partido.
Lee Smith

El Manchester City golpeó primero en la batalla de estilos contra el Atlético. Cada uno con sus armas, ambos equipos mantuvieron un intenso duelo táctico que el talento local desequilibró en el tramo final. Aguantó el conjunto de Simeone durante una hora larga. Lo hizo sin demasiados apuros, pese al dominio en el control de la pelota que se esperaba en un rival comandado por Guardiola. Sin embargo, Pep transmitió a los suyos paciencia y confianza en el ideario propio y sobre todo se guardó un as bajo la manga para los minutos finales. Introdujo el catalán a Phil Foden en el tramo decisivo y el mayor talento inglés del momento acabó decidiendo, revolucionando el partido con un pase de gol que otro virtuoso como De Bruyne terminó por hacer bueno.

La calidad local acabó por decidir un partido que se escenificó bajo el guion que todos aventuraban. Control de la pelota insistente del City de Guardiola, el hombre que contempla la posesión como mandamiento, y el Atlético bien replegado. Sus intenciones se vieron en un gran pase de volea de Joao Félix para la velocidad de Marcos Llorente, contrarrestada con problemas por Aké. Neutralizar el dominio 'sky blue' con un gran despliegue táctico y morder a la mínima opción de recuperar la pelota, pilares de plan del Cholo.

Sin tampoco apuros serios para el Atlético, lo cierto es que el campeón inglés cercaba el área rojiblanca e iba avisando a su rival. Cancelo disparó desviado, De Bruyne se topó con un zaguero en el remate y Laporte la echó fuera de cabeza. Necesitaba algo más de respiro el conjunto colchonero, pisar dominios locales aunque solo fuera para tomar oxígeno. Una carrera de Joao Félix al espacio por el costado izquierdo obligó al buen repliegue 'citizen' y le subió los decibelios a los ánimos de la hinchada colchonera en el Etihad.

La carrera Joao Felix dio algo de aliento a los rojiblancos.
La carrera Joao Felix dio algo de aliento a los rojiblancos.
Peter Powell

Fue mejorando con el paso de los minutos el Atlético, con capacidad para al menos estirarse ocasionalmente. Bien es cierto que Ederson contemplaba el encuentro inédito más allá de su participación en la circulación de balón diseñada por Guardiola, pero tampoco se puede decir que Oblak viviese demasiado estresado. Ni un tiro entre los tres palos hubo en toda la primera parte. Una auténtica batalla táctica, fruto del choque de estilos entre dos conjuntos de autor, trabajados hasta el más mínimo detalle.

Banquillo de lujo

La partida de ajedrez requería algún tipo de movimiento táctico y Guardiola lo llevó a cabo sin cambios, otorgándole a Sterling la función de falso '9' y situando a Bernardo Silva por la izquierda. Pareció surtir efecto a las primeras de cambio, con un disparo de Gündogan en el área y a la media vuelta que cerca estuvo el propio Sterling de empujar a la red. El partido se abrió y el Atlético lo aprovechó para desplegarse a la contra. Griezmann no pudo acertar en el último pase tras un esfuerzo hercúleo y también llegó sin fuelle Llorente al momento de la verdad, rematando a las manos de Ederson cuando atisbaba la meta.

Griezmann ante el Manchester de Guardiola.
Griezmann ante el Manchester de Guardiola.
Peter Powell

Justo a media hora del final Simeone refrescó a su equipo con un triple cambio. Dio descanso a los agotados Koke, Llorente y Griezmann, tres sacrificados trabajadores que pasaron el testigo a De Paul, Cunha y Correa. Oblak se estrenó para desviar con la pierna un balón que él mismo había dejado rechazado ante el lanzamiento de falta de De Bruyne y Guardiola también movió el árbol. Gabriel Jesus, Grealish y Foden de golpe. Casi nada, lujos al alcance de muy pocos. El tercero se estrenó en el duelo metiendo un pase fantástico para De Bruyne, un centrocampista con especial inclinación hacia el gol, como demostró para definir frente a Oblak. El gol no descompuso a ninguno de los contendientes, conscientes ambos de que todavía resta el asalto decisivo en el Metropolitano, al que el Atlético llega vivo.

Manchester City 1-0 Atlético

  • Manchester City: Ederson, Cancelo, Stones, Laporte, Aké, De Bruyne, Rodri, Gündogan (Grealish, min. 68), Mahrez (Foden, min. 68), Bernardo Silva y Sterling (Gabriel Jesus, min. 68).
  • Atlético de Madrid: Oblak, Vrsaljko, Savic, Felipe, Reinildo, Lodi, Llorente (Cunha, min. 60), Kondogbia, Koke (De Paul, min. 60), Joao Félix (Lemar, min. 81) y Griezmann (Correa, min. 60).
  • Gol: 1-0: min. 70, De Bruyne.
  • Árbitro: Istvan Kovacs (Rumanía). Amonestó a De Paul, Correa y Vrsaljko, por el Atlético, y Gabriel Jesus y Ederson, del City.
  • Incidencias: Partido de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones disputado en el Etihad Stadium.
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión