Despliega el menú
Fútbol

real madrid

El Bernabéu necesita reconciliarse con Europa

El Real Madrid, que no gana como local en Champions desde hace más de un año, busca ante el Galatasaray un triunfo que le dejaría francos los octavos..

Entrenamiento de este martes del Real Madrid.
Entrenamiento de este martes del Real Madrid.
EFE

El Santiago Bernabéu ansía volver a ver ganar a su equipo en la Liga de Campeones. La hinchada del Real Madrid no disfruta de un triunfo de los blancos en el coliseo de Chamartín desde el 23 de octubre de 2018, cuando el conjunto que por entonces tutelaba Julen Lopetegui doblegó al Viktoria Pilsen en el penúltimo encuentro del guipuzcoano antes de que aquel sañudo comunicado diera cuenta de su despido tras la goleada en el clásico del Camp Nou. A partir de aquel momento, dos derrotas y un empate. Palabras mayores para una escuadra que venía de tiranizar Europa. Recuperar ante el Galatasaray el brío perdido dejaría ahora francos los octavos para el cuadro de Zinedine Zidane después de un pésimo inicio que le situó al borde del abismo con la debacle frente al PSG y las tablas contra el Brujas pero del que se alejó apaciguando el infierno de Estambul con el gol de Kroos que evitó una crisis de mayúsculas proporciones.

Titubeando también en la Liga tras un empate ante el Betis que le impidió asaltar el liderato en solitario, el trece veces rey de Europa retorna a su competición predilecta con el reto de encauzar casi de modo definitivo el pase a una ronda a la que no falta desde que se instauró el actual modelo de la Champions 24 campañas atrás. Superar de nuevo al Galatasaray le permitiría acabar con cualquier opción del cuadro otomano y abriría incluso la posibilidad de certificar el boleto en la visita del PSG al templo La Castellana el 26 de noviembre dependiendo de la suerte que corra el Brujas ante los parisinos este miércoles en el Parque de los Príncipes.

Son las cuentas que maneja Zidane, un auténtico seguro de vida en el torneo que ha conquistado en tres ocasiones y en el que acredita once triunfos, cuatro empates y una única derrota como local, la sufrida ante la Juventus (1-3) en la vuelta de cuartos de la campaña 2017-2018 que convertiría en irrelevante el gol de penalti de Cristiano en las postrimerías del choque gracias al 0-3 de la ida.

Bale, protagonista ausente

El técnico pondrá a prueba su condición de talismán tras clausurar en el Ali Sami Yen la racha de tres partidos sin ganar de su equipo en la competición reina, la más larga de los blancos desde finales de 2012, aún con José Mourinho en el banquillo. Mucho más hay que remontarse para datar la última vez que habían enlazado tres duelos sin conocer la victoria como locales, entre febrero y abril del año 2000. Jamás encadenaron cuatro tropiezos. "No me preocupo si es una final o no porque creo que simplemente hay que pensar en hacer un gran partido. La afición y la gente que está con nosotros tiene ganas de que ganemos, hagamos un buen partido y logremos tres puntos que prácticamente nos darían la clasificación", recalcó Zidane en una rueda de prensa en la que dio la cara por Bale.

El galés volverá a ser baja ante el Galatasaray, perdiéndose el quinto partido consecutivo con su equipo pero convocado por Ryan Giggs para las citas contra Azerbairán y Hungría en las que el combinado británico quemará sus últimas naves para acudir a la Eurocopa. "Él sufre el primero", aseguró el preparador, que tampoco tiene disponible a James, en la recta final de la recuperación por las molestias que arrastra desde la visita al Sánchez Pizjuán, además de Asensio y Nacho, lesionados de larga duración.

Ostracismo de Vinicius

Vinicius volvió a caerse de la lista, como ocurriera para el enfrentamiento con el Leganés, errático y ansioso en su vuelta ante el Betis. El ex del Flamengo afronta un duro panorama, desplazado por Hazard a la banda derecha, donde está incómodo y no rinde como la temporada pasada, superado también por Rodrygo, con una concepción más integral del juego. El partido será especial para otro brasileño, Marcelo, que alcanzará el centenar de comparecencias en Europa con el Real Madrid, orgulloso por tan señera trayectoria a la par que motivado por las críticas.

Enfrente, un Galatasaray que acude con el respaldo de tres mil hinchas y el propósito de sacar un resultado positivo que le permita mantener vivas sus opciones de disputar al menos esa Liga Europa que para los blancos representaría una humillación histórica. Único equipo que no sabe lo que es marcar en la presente edición de la Champions, acumula diez partidos sin saborear la victoria en competición continental y sólo ha logrado un triunfo en quince visitas a tierras españolas, la conseguida ante el Mallorca en cuartos de final de la Copa de la UEFA allá por el año 2000. Sin Radamel Falcao, que se trata en España de la lesión en el tendón de Aquiles que le mantiene desde hace un mes en el dique seco, y con Florin Andone como principal amenaza, el conjunto de Fatih Terim está obligado a sumar para no quedar matemáticamente fuera de octavos tras haber arañado sólo un punto en tres jornadas.

Alineaciones probables:

Real Madrid: Courtois, Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo, Casemiro, Kroos, Valverde, Rodrygo, Hazard y Benzema.

Galatasaray: Muslera, Luyindama, Donk, Marcao Teixeira, Mariano, N'Zonzi, Seri, Nagamoto, Belhanda, Andone y Babel.

Árbitro: Felix Zwayer (Alemania).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora: 21:00 h.

TV: Movistar Liga de Campeones.

Etiquetas
Comentarios