Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

El sorteo sonríe al Teruel

El conjunto aragonés se enfrentará al Noja, unos de los rivales más accesibles de Tercera División. Si supera la eliminatoria, alcanzará directamente el ascenso a Segunda B.

Los jugadores del Teruel celebran un gol.
El sorteo sonríe al Teruel
RUBéN CASTRO

Se allana el camino para el Teruel, que se topará con un adversario menor en su andadura hacia el ascenso: se enfrentará al Noja, primer clasificado del grupo cántabro, en una eliminatoria a priori muy accesible para los aragoneses. Además, el conjunto turolense jugará el partido de vuelta en Pinilla, al abrigo de sus aficionados, lo que aumenta aún más sus opciones de éxito. Se trata del último obstáculo a sortear; si el campeón aragonés supera al Noja, competirá el próximo año en la Segunda División B.

"Es una oportunidad histórica; y debemos aprovecharla", confesó el presidente del Teruel, Inocencio Martínez, quien admitió que el sorteo de la fase de ascenso, celebrado ayer en Madrid, había resultado "muy favorable" para los turolenses. "Las sensaciones son muy positivas, sobre todo teniendo en cuenta los equipos que nos podían haber tocado. Nosotros queríamos evitar a los equipos filiales -Dépor B, Real Sociedad B y Rayo Vallecano B-, porque siempre resultan muy complicados de batir. También hemos conseguido eludir al Burgos y el Badajoz, conjuntos de muchísimo potencial", recordó.

Pero el presidente, aunque admitió la ventajosa posición de su equipo, también hizo un llamamiento a la cautela: "Sería un error subestimar al Noja. Si ha conseguido el título de su grupo, es porque se trata de un buen conjunto. No podemos confiarnos", advirtió.

El mismo discurso presentó el técnico turolense, Ramón María Calderé. "El sorteo nos ha beneficiado, porque hemos evitado a los conjuntos más poderosos; pero debemos respetar al rival. Hay que demostrar ahora, en el terreno de juego, que merecemos el ascenso de categoría", señaló el entrenador del Teruel, consciente de que su equipo se halla a sólo dos pasos de la gesta.

Mientras, los otros representantes aragoneses -La Muela, Zaragoza B y Ejea- deberán soportar un trayecto arduo y laborioso: necesitan superar tres eliminatorias para alcanzar la categoría de bronce; y la primera ronda, según determinó el sorteo, ya supone una cuesta especialmente intensa, de muy difícil tránsito, tras quedar emparejados con rivales de reconocido potencial. Todos los partidos de ida se celebrarán el próximo fin de semana, mientras que la vuelta tendrá lugar el 23 de mayo.

La Muela se medirá con el CD Marino, cuarto en el grupo canario. "Ha sido un varapalo. Primero, porque estamos en una situación económica angustiosa, y el desplazamiento es muy caro; y además, porque se trata de un rival muy competitivo", observó el técnico de La Muela, Emilio Larraz, quien sin embargo garantizó que su equipo "luchará al máximo". "No nos vamos a dar por vencidos de antemano -añadió-. Y contamos con la ventaja de disputar la vuelta en nuestro campo".

También el Real Zaragoza B resolverá su eliminatoria en casa. El conjunto de Ander Garitano se enfrentará al filial del Getafe, tercero en el grupo madrileño. "Es un equipo muy fuerte, formado por futbolistas de gran proyección", explicó el técnico zaragocista, que subrayó la importancia "de anotar algún gol en el partido de ida".

Mayores dificultades presenta la andadura del Ejea, emparejado de inicio con el segundo clasificado de la Tercera División valenciana, el Alzira. "Será muy complicado, porque nos medimos con uno de los grandes. Además, primero jugamos en Luchán", afirmó el técnico José Luis Blanco.

Etiquetas