Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

BALONCESTO

El gran reto del Barcelona

El conjunto azulgrana se juega hoy (21.00, Teledeporte) la corona europea con el Olympiacos griego en un duelo que reedita la final de 1997.

Liquidadas las opciones del peligroso CSKA de Moscú en semifinales, el Regal FC Barcelona tiene hoy el reto definitivo para convertirse en un equipo de referencia, para ello deberá derrotar al Olympiacos griego, un conjunto con tantos recursos como los azulgranas, en la final esperada por el mundo del baloncesto.

Se juega mucho el Barça. Perpetuada su etiqueta de favorito, liberado tras su victoria en semifinales ante los moscovitas, el equipo que entrena Xavi Pascual y dirige Ricky Rubio tiene la posibilidad de hacer historia en París.

Será la tercera vez que los azulgranas se juegan el título en la ciudad de la luz. En las dos anteriores, malas experiencias. Dos derrotas, una frente al poderío del Pop 84 Split de Kukoc y de Savic (1991), la segunda, la más amarga, tras un tapón ilegal del jugador de Panathinaikos Stojan Vrankovic (1996).

Pero este Barça parece dispuesto a acabar con viejos fantasmas. Entre la calidad de Navarro, Mickeal o Lorbek; destaca la ambición de Ricky Rubio y la dirección del entrenador, de Xavi Pascual, un joven técnico que ha conseguido que el baloncesto europeo mire hacia el Palau.

Será la de hoy la séptima final de la máxima competición continental para el Barça, que perdió las cinco primeras (1984, 1990, 1991, 1996 y 1997) y ganó la última que disputó (2003).

Emular los títulos de aquel equipo, entrenado por Pesic y liderado por Dejan Bodiroga, será el objetivo del Barça de Pascual, que esta temporada ya ha ganado todos las competiciones que ha disputado.

Enfrente tendrá un equipo con tantos o más recursos. Olympiacos dispone de un gran director de juego (Papaloukas), de grandes tiradores (Teodosic), del máximo anotador de la Euroliga (Kleiza), de jugadores versátiles (Childress) y de una extensa batería de jugadores interiores (Schorsanitis o Bouroussis). Entrenado por Panagiotis Giannakis, el equipo hereda el carácter de su entrenador.

La única vez que se han medido en una final europea estos dos equipos, en la de 1997 (Roma), los griegos, liderados por Rivers ganaron con solvencia (73-58).

Etiquetas