Despliega el menú
Deportes

CAI BALONMANO ARAGÓN

El gigante de Casetas se viste de naranja

El pivote Alberto Val, una de las grandes promesas del balonmano español, regresa a Zaragoza para triunfar en el CAI Aragón.

Alberto Val, media entre Óscar Mainer y Domingo Aguerri, portando la camiseta del CAI.
El gigante de Casetas se viste de naranja
CARLOS MONCíN

Regresar no siempre significa caminar hacia atrás. El viaje de idas y venidas que viene desarrollando Alberto Val Sancho en el complejo circuito del balonmano siempre ha sido hacia adelante. Vuelve a Zaragoza el gigante de Casetas. Ya es un hombre el muchachito que abandonó el barrio a los 14 años para formarse en la cantera del Barça, el jovenzuelo que tan buena impresión nos causó hace solo cuatro años en su estancia de apenas unos meses en el pabellón Príncipe Felipe, el formidable defensor que ha cuajado en las filas del Torrevieja al cobijo del viejo zorro Manolo Laguna. Con 24 años, 208 centímetros y cada vez mejor dicción del juego en defensa y en ataque, su fichaje representa una magnífica noticia para el CAI Aragón.

Por sí mismo, por el potencial que atesora y por la capacidad de crecimiento que en él se adivina, la firma del Alberto Val (Zaragoza, 1986) constituye el mejor fichaje naranja de cara al próximo curso. El avance progresivo de los acontecimientos le atribuye todavía una importancia mayor: los otros dos jugadores que se desenvuelven en su misma demarcación, los pivotes Carlos Rodríguez Prendes y Robert Arrhenius, se encuentran en estos momentos lesionados. La lesión del iceberg escandinavo, soporte físico y emocional del conjunto, puede alcanzar los seis meses. Val no solo va a contribuir como complemento necesario. Su aporte, su rol, puede ser incluso dominante en un grupo necesitado de liderazgo.

Óscar Mainer, director deportivo del CAI Aragón, oficializó la suposición. Una única sílaba, Val, a pesar de su breve significante, pueden adquirir un significado enorme en el club aragonés y en el balonmano Asobal. "Creemos que Alberto Val puede ser un jugador fundamental en el esquema defensivo del equipo y también del balonmano español en los próximos años. Además, pensamos que puede ser un jugador que todavía evolucione más porque el sistema de juego del CAI le va bien", explicó Mainer.

Elogios

Mainer no economizó elogios acerca de la figura de Alberto Val. Incluso lo situó en breve en el equipo nacional español absoluto. "Posee una altura y envergadura que pueden ser importantes para el equipo tanto en defensa como en ataque y, a su vez, espero que siga creciendo deportivamente y que pueda ser el próximo aragonés que juegue con la selección española. Las lesiones de Prendes y Arrhenius van a suponer que tenga una mayor responsabilidad en el juego y que vaya a disputar muchos minutos", dijo el arquitecto del CAI Aragón.

Alberto Val también dictó su declaración de intenciones. Da gozo oír a Val. El mejor fichaje del verano del 2010 no viene de guay, de estupendo, de estrella; sino a empujar con todas sus fuerzas. Conserva la humildad que siempre destiló como pauta de comportamiento, el respeto máximo a sus compañeros y a este duro y precioso deporte. Además, mostró su felicidad por incorporarse al proyecto zaragozano. "Vuelvo al CAI Aragón y estoy muy contento pues pienso que se pueden realizar muchas cosas en este equipo. He madurado deportivamente en Torrevieja. He jugado muchos minutos allí. Ahora soy mucho más jugador. Vengo a aportar toda esa mejoría que he experimentado. Tengo 24 años y muchas ganas de triunfar", señaló el jugador casetero.

Domingo Aguerri, presidente de la entidad, también manifestó su optimismo. "Los fichajes que hemos realizado reúnen calidad, envergadura y experiencia. Estamos muy contentos de cómo puede quedar el equipo. Val nos puede ayudar mucho. Estamos esperando noticias acerca de la confirmación en las competiciones europeas. Desde luego, el CAI Aragón ha hecho un equipo para competir en Europa", reiteró el presidente del club aragonés.

Etiquetas