Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

El gafe rojillo se extiende

Hettsheimeir, en el partido entre el Xacobeo y el DKV Joventut.
El gafe rojillo se extiende
Efe

Zaragoza. Al CAI Zaragoza le ha mirado un tuerto esta temporada. Eso es lo que pensarán los supersticiosos, ya que las lesiones van en aumento. Si el pasado viernes era Roberto Guerra el que recaía en su lesión de rodilla, el sábado el protagonista fue el cedido Rafael Hettsheimeir, quien entrenando con el Xacobeo se dañó esa misma articulación. Ayer le fueron practicadas una serie de pruebas y el club gallego comunicó de manera oficial sufre la rotura del menisco externo de su rodilla izquierda y que su ausencia de las canchas de baloncesto, como mínimo, será de entre cinco y seis semanas. Los servicios médicos de ambas entidades esperarán nuevas pruebas para decidir si lo mejor es que el jugador sea intervenido mediante una artroscopia o no. En el caso del CAI también interesa el saber cómo llegará el pívot a la fecha en que puede recuperarlo tras la cesión, aunque los dirigentes rojillos no tienen prisa en ese sentido. El gafe se extiende incluso a los cedidos.

Primero fue el propio Hettsheimeir, después David Barlow, posteriormente Matt Kiefer, Jaime Lloreda, Roberto Guerra y de nuevo el pívot brasileño. La plaga de lesiones de cierta importancia que ha invadido el vestuario aragonés parece fruto de un maleficio. En este último caso no afecta directamente a un jugador de la plantilla zaragozana, ya que está cedido en el Xacobeo de ACB, pero sí a un hombre perteneciente al club y que a mediados del próximo mes de febrero podría ser repescado por el conjunto de José Luis Abós. De hacerlo, y tras confirmarse la baja por cinco o seis semanas, el pívot regresaría sin estar recuperado totalmente de su nueva lesión.

Aún así, todo queda pendiente de las pruebas a las que será sometido en las próximas horas. Ayer, el director deportivo del CAI, Willy Villar, lamentaba la mala suerte que están teniendo en ese sentido: "Esto no es normal y, además, casi siempre en la posición de cinco. A pesar de ello, no quiero transmitir un mensaje pesimista. Con todo esto que nos está pasando somos cada vez más duros, nos obliga a superar problemas y espero que sea un plus que nos ayude a lograr el objetivo".

El responsable técnico destacó, de todas maneras, que hasta que el médico del CAI, el doctor Sarasa, estudie los resultados de todas las pruebas no darán nada por oficial. Además, entiende que la situación sobre la posible vuelta de Rafael a Zaragoza no varía nada. "Seguimos en la misma línea. No hay ninguna prisa por parte del club en decir qué pasará con él. Esperaremos la fecha, tomaremos la decisión y no cambia nada con lo que teníamos pensado".

En referencia a ese asunto de la posible vuelta de Hettsheimeir al CAI hace unos días el técnico del conjunto gallego Curro Segura comentó que tratarían de retenerlo y que el jugador deseaba permanecer en el Xacobeo, algo que no se vio con buenos ojos a orillas del Ebro. Villar aseguró ayer que "la postura del Xacobeo está siendo de colaboración y entendimiento mutuo. Pero entiendo que el técnico por la inquietud de saber qué va a pasar por el jugador haga unas declaraciones que no son muy afortunadas".

El culebrón continúa e incluso empeora con la lesión del pívot brasileño.

Etiquetas