Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

El estadio expugnable

juegos mediterráneos El feudo del Almería todavía no ha visto ganar a su equipo en lo que va de Liga. José Luis Oltra se estrena en casa para revitalizar al único equipo de Primera que aún no ha vencido como local.

Piatti se lamenta tras fallar una ocasión en los Juegos Mediterráneos.
El estadio expugnable
EFE

El estadio de los Juegos Mediterráneos se ha convertido a estas alturas de la temporada en un banco de puntos en el que cualquier equipo que lo visita huye con un botín más o menos cuantioso. Y es que ninguno de los seis conjuntos que han jugado en el feudo blanquirrojo en lo que va de Liga se ha marchado de allí de vacío. Esta carencia de buenos resultados en casa le ha derivado al Almería a una situación poco gratificante en su caminar por el sendero de la Primera División. Es la única escuadra que todavía no ha logrado vencer como local. El escenario, con estos antecedentes presentes, se antoja como un terreno de obligada conquista para el Real Zaragoza.

El cuadro de Javier Aguirre se juega salir del farolillo rojo contra su más inmediato predecesor en la clasificación. El Almería arrastra nueve puntos en su zurrón y más de la mitad los ha sumado lejos de su propio estadio. Por eso está donde está y por eso hoy Juanma Lillo no está donde estaba. Su sucesor en el banquillo, José Luis Oltra, estrenó el cargo el pasado domingo con una derrota en Mestalla. El resultado entraba dentro de lo previsible. El partido de hoy es otra historia. El encuentro está marcado en el almanaque que maneja el ex entrenador del Tenerife como la primera oportunidad para enderezar la maltrecha situación deportiva de su equipo. La salvación, al igual que para el Real Zaragoza, pasa por empezar a sacar adelante cuanto antes los enfrentamientos en casa.

El Almería solo ha ganado un partido en los Juegos Mediterráneos durante los más de tres meses que han transcurrido desde que comenzase la temporada. Fue en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante la Real Sociedad. En Liga, los resultados se traducen en cuatro empates y dos derrotas. La última, la más dolorosa y sonrojante significó un cambio de ciclo, una nueva etapa con un nuevo entrenador. El varapalo frente al FC Barcelona todavía perdura en el corazón de sus aficionados. El conjunto de Lillo fue un juguete manoseado por los de Guardiola y la directiva prescindió de sus servicios unas horas después. Antes, allá por el mes de septiembre, el Levante también se llevó la victoria por 0-1. Frente a la Real Sociedad, Málaga, Hércules y Sporting los partidos concluyeron con empate.

Salvo el Barcelona, todos los demás rivales a los cuales ha recibido el Almería dirigen sus esfuerzos hacia un solo objetivo: la salvación. Y el conjunto andaluz no ha sabido aprovecharlo hasta el momento. El público de los Juegos Mediterráneos ha visto a su equipo materializar cinco tantos, pero ha observado cómo Diego Alves era batido en 14 ocasiones. Ocurrió todo bajo el mando de Lillo.

Mejor a domicilio

El Almería ha mejorado sus números fuera de casa, donde ha conseguido cinco de los nueve puntos. Los andaluces arrancaron el campeonato con un empate en el Reyno de Navarra ante Osasuna. En la quinta jornada cosecharon la única victoria hasta hasta la fecha en el campo del Deportivo de la Coruña. Ya en la jornada nueve y con Lillo cuestionado, los blanquirrojos fueron capaces de llevarse un punto del Vicente Calderón.

Esta tarde, las condiciones cambian ligeramente con Oltra en el banquillo, pero no el escenario. El Zaragoza pelea por mantener la categoría y para conseguirlo, lo primero es hacerse con los tres puntos en un campo, el Juegos Mediterráneos, feliz para los equipos visitantes que hasta el momento lo han pisado.

Etiquetas