Despliega el menú
Deportes

ALEMANIA - INGLATERRA (16.00)

El clásico de la vieja Europa

Alemania e Inglaterra protagonizan el duelo estrella de los octavos de final. Low puede perder a Schweinsteiger por lesión y recupera a Miroslav Klose.

Rooney, Carrick y Barry, en un entrenamiento de Inglaterra.
El clásico de la vieja Europa
DENNIS M. SABANGAN/EFE

Alemania-Inglaterra, el gran clásico del fútbol europeo, con 27 antecedentes y algunas de las batallas más feroces de la historia, elevará la temperatura del gélido primer Mundial africano con un duelo entre la exuberante juventud alemana y la experiencia inglesa. La rivalidad entre alemanes e ingleses, de claras resonancias extra-futbolísticas, servirá a los aficionados de todo el mundo el choque más intenso en lo que va de campeonato. Desde 1930, en que se enfrentaron por vez primera en Berlín, en un amistoso que acabó 3-3, Alemania e Inglaterra se han visto las caras sobre el campo 27 veces, con doce triunfos ingleses y diez germanos.Pero los viejos aficionados recuerdan, sobre todo, la primera vez que ambos colosos se enfrentaron en una Copa del Mundo, precisamente en la final de 1966, en la que Inglaterra se impuso en Wembley por 4-2 en la prórroga para conquistar su único título en un partido todavía rodeado de controversia.

Los Alemania-Inglaterra nunca dejaron indiferente a nadie. Después de aquella final se han cruzado otras tres veces en Mundiales y siempre predominaron la igualdad y la lucha. En 1970 jugaron en cuartos de final y también hubo tiempo suplementario, pero esta vez ganó Alemania (3-2).

Un empate sin goles en la segunda ronda de España'82 precedió a su último encuentro, en semifinales del Mundial de Italia'90, cuando Alemania se impuso en la tanda de penaltis tras acabar 1-1 los 120 minutos de juego.

La posibilidad de llegar al lanzamiento de penaltis ha sido contemplada seriamente por la selección inglesa, que ha trabajado mucho este aspecto en los entrenamientos. Su guardameta, David James, ha estudiado concienzudamente la forma que tienen de tirar los penaltis los jugadores alemanes.

La tensión que rodea el gran clásico alertó a los responsables del Comité Organizador, que han dispuesto especiales medidas de seguridad para este encuentro, aunque las guardan en estricto secreto. Sin novedades en el campamento inglés en el aspecto físico, Joachim Löw recupera a Miroslav Klose tras su sanción y sólo tiene dudas en torno al centrocampista Bastian Schweinsteiger, tocado en un muslo. No podrá contar con Cacau, con molestias musculares en la zona abdominal.

Etiquetas