Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

¿Cuándo y dónde?

.

Hettsheimeir, en el partido del miércoles.
¿Cuándo y dónde?
TONI GALáN / A PHOTO AGENCY

Un nuevo triunfo, once seguidos, y la máquina rojilla sigue su camino sin freno hacia la ACB. El CAI Zaragoza, a falta de tres jornadas para la conclusión de la fase regular, y a la espera de lo que haga el Melilla mañana ante el León, aventaja en tres victorias a su rival directo por el ascenso. Esa renta debe ser ya definitiva y la única duda que queda por despejar y con la que se marchaban el miércoles los aficionados rojillos del Príncipe Felipe es el momento y el lugar en el que los hombres de José Luis Abós certificarán su acceso a la mejor liga de Europa. Tras la victoria ante La Palma, esas posibilidades se han reducido a la mínima expresión y los aragoneses vivirán esa alegría o en Tenerife, o en pleno regreso de Canarias o ya en el encuentro en casa ante el Sant Josep y, en el peor de los casos, en su visita a Melilla.

No parece muy probable que haya que esperar hasta la última jornada para confirmar el ascenso y, a expensas de lo que ocurra en el resto de la presente jornada, todo apunta a los dos próximos compromisos.

Las cuentas arrancan mañana. Si el Melilla derrota al León, todo seguirá igual con un partido menos por jugar, de tal manera que el CAI ganando dos de los encuentros que le restan sería equipo de ACB.

Otra cosa es que los norteafricanos caigan frente al cuadro leonés. Entonces, el conjunto rojillo podría ascender si el sábado de la semana que viene vence a domicilio al Tenerife.

"Este sábado seré hincha de León. Estaremos pendientes y, si Melilla pierde, se nos facilitan más las cosas. Pero ahora debemos disfrutar y descansar y ya pondremos la cabeza en Tenerife. Aún depende más de nosotros y de nadie más. Si ganamos dos partidos, objetivo cumplido", afirmaba Paolo Quinteros minutos después de derrotar a los palmeros.

Algo parecido comentó su técnico José Luis Abós instantes después: "Ahora claro que estaremos pendientes de Melilla. Una vez que hemos hecho lo que tentemos que hacer, miramos lo que hace Melilla. Nos gustaría jugar el partido contra Tenerife el domingo y el miércoles contra Sant Josep, pero el calendario es así. Por otro lado, tenemos días de descanso en los que podremos recuperar jugadores como Matías que, si tenemos suerte, veremos si llega a Tenerife en plenitud de condiciones. Hablamos de quince días en un calendario de nueve meses, así que no es tan difícil mantener la concentración".

De no fallar el rival directo mañana, el CAI buscará un triunfo en Tenerife que podría darle el ascenso si al día siguiente caen los melillenses en su visita a Gerona, algo que podría ser celebrado en la estación de Delicias, en pleno regreso de Canarias.

Si no es así, con vencer en el Príncipe Felipe al Sant Josep llegaría la fiesta, una como la de hace dos temporadas. Solo si los rojillos cometieran algún error en sus partidos habría que esperar a la última jornada para luchar por el ascenso. Pero nadie debe pensar en eso y centrarse en cumplir con sus deberes y con el objetivo.

Etiquetas