Despliega el menú
Deportes

COPA DEL REY DE BALONMANO

Copa de reyes

Ya está en Zaragoza la XXXIII edición de la Copa del Rey. El pabellón Príncipe Felipe verá jugar hasta el domingo a los ocho mejores equipos de la primera vuelta de la Asobal. El partido Ciudad Real-Antequera abre el espectáculo

La capital aragonesa se convierte desde hoy hasta el domingo en el tablao de la fiesta del balonmano nacional. La XXXIII edición de la Copa del Rey se disputa en el pabellón Príncipe Felipe, y como dijo el presidente de la Liga Asobal Javier Zuriarrain durante el sorteo de los emparejamientos, la competición cuenta con los ingredientes necesarios para disfrutar de un balonmano sobresaliente. Para empezar, se trata de un torneo caracterizado por la sorpresa. ¿Quién se atreve a hacer apuestas sobre el equipo ganador? Nadie, porque en una Copa de Rey, sea cual sea el deporte en el que se dispute, ningún equipo parte como claro favorito. Y menos cuando, como en este caso, la protagonizan lo mejor de lo mejor.

Puede parecer un dicho manido, pero ocho príncipes quieren convertirse en rey. El Barça viene para revalidar el título del año pasado. Nada fácil lo tiene el bloque que prepara Manolo Cadenas, que comenzará ante el CAI Aragón y, en caso de que pase a semifinales, se las verá contra el ganador del partido Porland contra Valladolid. El regular proyecto de Juan Carlos Pastor, que ganó en las ediciones del 2005 y de 2006, vivirá un intenso duelo ante el gran clásico antoniano, que esta temporada no ha recogido trofeo alguno. Pero esto será mañana, porque hoy son otros cuatro equipos de talla quienes comienzan con el espectáculo.

La de hoy es una jornada de estrenos. La pista del Pabellón Príncipe Felipe ha sido testigo de numerosos partidos a nivel de Asobal o a nivel europeo. Sin embargo, nunca antes había sido participe del bello duelo nacional. Y a las 19.00 de esta tarde, el Ciudad Real estrena el escenario de la XXXIII Copa del Rey ante el novato de la competición: el Antequera. El cuadro manchego, que encabeza la tabla de la Asobal y presenciará la final de la Liga de Campeones, no tiene mucha suerte en esta competición ya que de las trece ediciones en las que ha estado, solo ha levantado el trofeo en una ocasión. En el 2002/2003, en Santander, tras derrotar al FC Barcelona (34-31). "Es un torneo que se nos resiste, pero no existen excusas para no hacer una gran competición", señaló Raúl Gónzalez, el segundo entrenador del Ciudad Real. Por su parte, los hombres de Antonio Carlos Ortega han llegado a Zaragoza con la falta, por baja, de Danimir Curkovic, que tendrá que pasar por el quirófano, y José Luis Cid Ruiz.

Los siguientes en pasar a la acción serán, a las 21.00, el Arrate y el Ademar de León. El Arrate de Éibar, según reconoce su presidente, Iñaki Bolinaga, disfruta del momento más dulce de su historia, al haberse asegurado la séptima plaza en la Liga Asobal, tener ante sí la disputa de la Copa del Rey y ver de cerca la clasificación para jugar la próxima temporada una competición europea. El Ademar de León se encuentra en un óptimo momento con la tercera plaza de la clasificación de la liga nacional.

En definitiva, son los ocho primeros equipos de la Liga Asobal en el cierre de la primera vuelta.

El duelo del anfitrión

El CAI Aragón comenzará mañana su actuación y lo hará a lo por todo lo alto frente a un grande, el FC Barcelona. Ya se dijo en el momento que se conoció el cruce de los cuartos de final, que va a ser un reto duro, pero en caso de victoria el mérito será doble y servirá sin duda para levantar el ánimo a la afición caísta. "El Barcelona es un equipo muy importante, pero que también se nos da bien. Tal vez es mejor enfrentarse a un grande que viene cansado de la Champions que a un equipo que solo juega la Liga y puede preparar con más mimo el título", opinaba Ricardo Arregui minutos después del sorteo. El conjunto azulgrana llega con la esperanza de conseguir la Copa tras perder el fin de semana pasado la posibilidad de acceder a la Liga de Campeones.

Ayer el CAI Aragón entrenó para afrontar el desafío copero como un buen anfitrión y como el gran equipo que ha demostrado ser, en unos momentos más que en otros, pero eso es otra historia porque ahora comienza la Copa del Rey.

Etiquetas