Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Contini ha vuelto

El italiano, que habló con el capitán Gabi y con Nayim, retomó el trabajo con la intensidad exigida por los técnicos.

Contini en el momento de abandonar el entrenamiento, el pasado miércoles.
Contini ha vuelto
TONI GALáN / A PHOTO AGENCY

Marcha atrás; o adelante. El central italiano Matteo Contini recuperó la intensidad y la actitud -lo que exigía José Aurelio Gay el pasado miércoles- y ayer entrenó con normalidad con el resto de sus compañeros en la sesión de trabajo de La Romareda, celebrado a puerta cerrada. El tirón de orejas que supuso su expulsión del entrenamiento el día anterior en la Ciudad Deportiva dio resultado y el defensa se ejercitó con la seriedad y exigencia que se solicita para preparar un partido ante el Barcelona.

Contini había tenido sesión 'terapéutica': primero con Gabi, el mismo miércoles por la mañana. El capitán dialogó con el transalpino para conocer sus puntos de vista y solicitarle la máxima implicación en el proyecto. Ayer fue Nayim el que tomó por banda a Contini. El ceutí ejercía de eslabón de la parcela técnica con la plantilla. Le transmitió la preocupación de los responsables del área técnica y la convicción de que es una pieza fundamental en el proyecto deportivo; desde donde empieza a construirse el edificio.

La reacción fue inmediata e impecable: el futbolista se ejerció ayer con la profesionalidad exigida y al gusto de los técnicos.

Gay había expulsado a Contini del entrenamiento el miércoles, después de haberle llamado la atención en varias acciones y después de que el técnico considerara que no se ejercitaba con la actitud que merece la preparación de un partido de fútbol. Se le advirtió, incluso, de que así no podría seguir y que tendría que cambiar profundamente.

Gay era consciente de que echaba aún más leña a la hoguera zaragocista. Pero necesitaba también dar un ejemplo de autoridad y el gesto le ha fortalecido en un momento muy delicado.

Encerrados con defensa de tres

El equipo aragonés celebró ayer la primera de las dos sesiones a puerta cerrada que Gay ha programado para preparar el partido con el Barcelona.

El técnico aprovechó para ensayar un sistema con tres centrales y dos carrileros, apoyados por delante por Gabi y Ponzio. La puesta en escena puede ser una alternativa para el juego que pueda plantear el cuadro blanquillo ante un Barça sin Xavi Hernández, pero repleto de posibles variantes.

Aunque su insistencia fue más ofensiva que defensiva. La obsesión de Gay ayer era cómo sortear el entramado defensivo azulgrana y plantear opciones de ataque en el conjunto blanquillo. No es que el equipo aragonés esté para demasiadas alternativas tácticas por lo que, a pesar de los ensayos, no se esperan demasiados cambios para el encuentro contra los de Pep Guardiola, mañana, a las 18.00, en La Romareda.

Etiquetas