Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

Colom, ¿de cómplice a verdugo?

El joven base, cedido por el CAI Zaragoza al Hospitalet, vivirá la paradoja de luchar por evitar descender frente al club que tiene sus derechos y que busca la ACB

"Me gustaría que el Hospitalet no descendiera y que el CAI Zaragoza subiera a la ACB". El deseo lo expresa Quino Colom, base cedido por el club aragonés al catalán, horas antes del partido que ambos deben jugar mañana en el Príncipe Felipe, que puede suponer el retorno del CAI a la elite del baloncesto y, al tiempo, que el Hospitalet abandone la LEB Oro.

Esta pretensión de difícil conciliación tiene con el corazón dividido a un jugador de 19 años cuyo sueño "sigue siendo triunfar en Zaragoza y poder jugar muchos años en ese equipo".

La dramática historia que ha perseguido al CAI en su camino por recuperar la ACB no es ajena a Colom ni a dos de sus compañeros en el Hospitalet, Antelo y Corbacho, que han experimentado la dureza de caer en semifinales contra Murcia y León, con miles de almas rotas en el último momento. "Para los tres va a ser un partido muy especial", remarca Colom.

Tiene claro el favorito

El Hospitalet es colista y el CAI es el líder. Si el deporte y la lógica funcionaran de la mano, el partido no tendría más jugo que el de certificar de una vez el ascenso del conjunto caísta. Pero como hasta el rabo todo es toro también en el baloncesto, es mejor optar por la prudencia. ¿O es que alguien imaginaba que el CAI perdería en Palma, después de tres meses de poderío inigualable?

Pese a compartir el argumento, Colom tiene claro que las posibilidades de su equipo son escasas ante un conjunto con los recursos de que dispone el aragonés. "Sus números hablan por sí solos. Ellos son un gran equipo y va a ser muy difícil que les podamos sorprender, aunque nuestra obligación es intentarlo".

La derrota del CAI en Palma no es un motivo de mayor optimismo para Colom. "Quizá habría sido mejor que hubieran ganado, porque tal vez les pillaríamos más relajados de lo que van a estar. El viernes seguro que salen a por todas, entre otras cosas porque tienen una gran afición detrás que espera su victoria".

Con 17 minutos y 7,4 puntos de promedio, la participación de este joven jugador que no alcanza la veintena está siendo notable en Hospitalet, unas prestaciones que bajaron en la medida en que su equipo empeoró el rendimiento con el paso de los meses.

En la mente de Colom hay un propósito inamovible, que le obsesiona tanto o más que la suerte de su propio equipo. "Quiero que el CAI suba porque se lo merece y es mi club. Mi deseo es regresar la próxima temporada y trabajar al máximo para demostrar que puedo tener un sitio en una plantilla de ACB", concluyó.

Etiquetas