Despliega el menú
Deportes

CAI TERUEL

Cita con la élite europea

El club naranja participa por derecho propio en la Gala del Voleibol Europeo que se celebra esta noche en Viena. El equipo conocerá sus tres rivales de la fase de grupos de la 'CEV Champions League'.

El CAI debutó en la 'Champions' el 2 de diciembre con un brillante triunfo ante el Belchatow.
Cita con la élite europea
ANTONIO GARCíA

El CAI Teruel se viste con su mejor traje para una fiesta de postín en Viena. La ciudad que baña el Danubio, patrimonio imperial de los golosos (todas las dulzuras que la fantasía pueda sugerir coronadas en el altar por el rey de la pastelería, el sacher) y una de las grandes capitales musicales del mundo, reúne a lo más selecto del voleibol continental. El club aragonés está por derecho propio en un evento que se convierte en una tradición por estas fechas. Como los conciertos de Año Nuevo, en la Sala Dorada de la Musikverein, la Gala del Voleibol Europeo supone el pistoletazo de salida a una nueva temporada que para el CAI Teruel vuelve a calificarse de ensueño. El campeón de la Superliga y la Supercopa se codeará en el Platinum Vienna, por segundo año consecutivo, con lo más selecto del continente que se cita en la competición por excelencia de los grandes: la Liga de Campeones. Tiene el honor el CAI de ser, además, el único equipo del campeonato masculino que alcanza este estatus. Un orgullo del que pueden presumir los aficionados al deporte de la red, especialmente los turolenses, que gozarán en el pabellón de Los Planos con voleibol de muchos quilates. El nombre del CAI Teruel sonará esta noche alto y fuerte, al igual que los otros 23 equipos rivales que dan cuerpo a la CEV Champions League. El plato fuerte de la gala es el sorteo que definirá la composición de los seis grupos que conforman la competición que arrancará en noviembre (16, 17 o 18). Veinticuatro bolas que girarán y girarán hasta que una mano inocente dicte sentencia.

El presidente del club naranja, José Luis Torán, y el tesorero de la entidad, Emilio Simón, desfilarán por la alfombra roja del Platinum Vienna con los dedos cruzados. El plantel de equipos que se exhibirán en esta edición 2010/2011 es para echarse a temblar. "La verdad es que asusta un poco porque ya no hay 'peritas en dulce'", reconoce Torán. Y, algunos, son viejos conocidos. Kragujevac, Roeselare y el poderoso Belchatow, con el que vivió su puesta de largo continental el 2 de diciembre y enloqueció con la gesta de triunfo, fueron sus contrincantes en la pasada 'Champions'. Firmó tres victorias, una espléndida carta de presentación; pero el tercer puesto en la fase de su grupo (D) no fue suficiente para continuar en la siguiente ronda. La 'Challenge Round', una eliminatoria a ida y vuelta, le abría las puertas de la 'Final Four' de la Copa CEV. En suerte, el Cuneo piamontés, flamante campeón, después, de la CEV y de la Liga Italiana. Un Cuneo que necesitó del 'tie break' para salir con éxito de Los Planos.

Hoy, en la lista que exhibirá el presidente de la Confederación Europea de Voleibol, André Meyer, aparecerán 20 potencias que se han clasificado por méritos propios, como el poseedor de la corona nacional, y cuatro que han recibido una invitación o 'wild card': el Dínamo de Moscú ruso, el CSKA de Sofía búlgaro, el Budvanska Budva montenegrino, el Remat Zalau rumano. Estos tres últimos, junto con el Kragujevac serbio, quizás sean los rivales más asequiles. Pero el CAI necesita tener la suerte de cara en un sorteo que viene ya viene condicionado: porque hay cabezas de grupo por ranquin, porque no pueden coincidir dos equipos de un país en un mismo grupo... En un cálculo de probabilidades, el CAI tiene todos los boletos para que le toque un ruso -este país presenta al Zenit Kazan, Lokomotiv y Dinamo- y un italiano -Cuneo, Treviso y Trentino (actual campeón continental)-. Y un tercero que podría salir de Bélgica, Francia, Alemania, Grecia y Polonia, que lucen dos escuadras. "Hay rivales de todos los colores, con plantillas imponentes, desplazamientos muy duros... A ver si tenemos un poco de fortuna", concluye Torán.

Etiquetas