baloncesto

El Casademont Zaragoza, un mal viajero

El quipo aragonés cerró la temporada con tres únicas victorias a domicilio, lo que supone el segundo peor registro de su historia. 

Bell-Haynes penetra a canasta en el partido ante el Girona.
Bell-Haynes penetra a canasta en el partido ante el Girona.
ACB PHOTO

El Casademont ha edificado la permanencia en el pabellón Príncipe Felipe, donde ha exhibido su versión más sólida y convincente –10 de sus 13 victorias las facturó al abrigo de sus aficionados–. Por el contrario, el cuadro aragonés ha sido un mal viajero en el presente curso, con tres únicos triunfos en sus desplazamientos: solamente sacó adelante sus compromisos en Palencia (80-88), Tenerife (64-70) –ambos en el mes de diciembre–, y luego en Gerona (79-89), en la última jornada, cuando ya había consumado la salvación matemática en la máxima categoría nacional.

En el resto de sus actuaciones como visitante, el Casademont acabó doblando la rodilla, en ocasiones incluso sin llegar a competir. Así, en la pista del Real Madrid (101-70), del Barcelona (109-68), del Gran Canaria (111-85), del Baskonia (102-94) y del Unicaja de Málaga (83-72) nunca tuvo opciones de aspirar a la victoria. 

Y, lejos del pabellón Príncipe Felipe, también claudicó contra el Obradorio (80-72), el Manresa (81-75), el Granada (78-80), el Valencia (76-69), el Breogán (82-77), el Joventut de Badalona (95-84), el Bilbao Basket (86-83), el Andorra (85-80) y el UCAM Murcia (82-77). En total, 14 derrotas en 17 desplazamientos.

Su primer éxito a domicilio se demoró hasta el 17 de diciembre, en el partido de la decimocuarta jornada de la competición regular. Entonces ganó al Palencia, el último clasificado (80-88), gracias sobre todo a la productividad ofensiva de Mark Smith (22 puntos) y Bell-Haynes (18). 

El Casademont también se adjudicó el triunfo en Tenerife, cinco días más tarde (64-70), pese a haber protagonizado un deficiente inicio de partido –perdió por 23-11 al cierre del primer acto–. El cuadro aragonés, sin embargo, volteó el marcador con Watt imponiéndose bajo los aros (20 puntos y 6 rebotes) y con Bell-Haynes golpeando desde el perímetro (14 tantos y 4 asistencias).

Su tercera victoria como visitante se produjo en Gerona (79-89), ya en la última jornada, con un parcial de 9-27 en los compases finales del duelo, con Santi Yusta (15 puntos) y Finn Delany (14) golpeando repetidamente desde el perímetro: cuatro triples cda uno, la mayoría anotados en los momentos decisivos.

Con tres únicos triunfos, el Casademont ha firmado el segundo peor registro como visitante de toda su historia. La temporada más negativa en este sentido fue la 2016-17, cuando ganó un único partido lejos del pabellón Príncipe Felipe –en Málaga (71-80), en la segunda jornada. 

Lucas Langarita, en el partido jugado en Palencia.
Lucas Langarita, en el partido jugado en Palencia.
Victor Quintana/ACB Photo

El cuadro aragonés finalizó aquel curso en la antepenúltima posición, con 9 victorias en los 34 encuentros disputados. Presentó el mismo balance que el Real Betis, equipo que se despeñó a la LEB Oro desde el penúltimo puesto de la clasificación. 

Los zaragozanos cedieron por tres puntos en Sevilla (87-84), en el partido de la primera vuelta, y luego superaron a los andaluces por tres tantos (102-99) en la capital aragonesa. Con el ‘basketaverage’ particular igualado, el Casademont salvó la categoría por su mejor diferencia general de puntos.

En el curso 2017-18, el cuadro aragonés también se caracterizó por su escasa capacidad competitiva en sus desplazamientos. Firmó tres victorias fuera de casa, el mismo balance que en el presente ejercicio, tras doblegar solamente al Baskonia (73-78), al Guipuzkoa (94-99) y al Unicaja de Málaga (82-83), en un duelo marcado por la sobresaliente actuación e Gary Neal (37 puntos anotados) y que supuso la salvación matemática. Era la antepenúltima jornada del campeonato regular.

Fuera de casa, el equipo zaragozano también facturó tres únicas victorias en la temporada 2011-12, aunque entonces se agarró a su fortaleza como local para acabar instalado en la décima posición, con un total de 16 triunfos capturados. Mientras, sus tres choques ganados a domicilio en el ejercicio 2008-09, el de su estreno en la Liga Endesa, conllevaron el descenso de categoría.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión