Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

Javi García abrillanta el trámite ante el Lublin

El jovencísimo base zaragozano alegra el triunfo ante el colista y toma el timón de un equipo que por fin sonríe.

Una de las jugadas del partido en el Príncipe Felipe
Harris mancilla el aro polaco.
Toni Galán

Ya clasificado para la segunda fase de la Basket Champions League, aunque el resultado era lo de menos, la victoria en forma y fondo del Casademont confirma que el conjunto que gestiona Sergio Hernández va a más. Ganó con holgura a un Start Lublin que no dejó de correr y por momentos hasta intentó jugar al baloncesto, cuestión nada baladí cuando llegaron a Zaragoza eliminados. Lucharon los polacos hasta el final, factor que aquilata el triunfo aragonés. En el día en que descansó Benzing, baja que agregar a la de Thompson por lesión, Hernández rotó. Jugaron menos minutos Ennis y Barreiro, administrando el factor fatiga ante el trascendental careo del sábado en Bilbao. También jugó poco y no hizo nada Justiz. Sí se reivindicó Brussino, que se expresó con confianza y estuvo a punto de rubricar un fantástico triple-doble: solo le faltaron dos rebotes (14 puntos, ¡10 asistencias! y 8 rebotes). Pero, con Sulaimon y Harris muy sólidos, la revelación de la noche fue el chaval Javi García, con una alegría contagiosa y con acciones en ataque que abrillantaron este careo de trámite.

Quizá esta última idea sea la esencial: por fin el Casademont tiene base. Lesionado Rodrigo San Miguel, desvinculado Luka Ruknik, llegó TJ Brey desde el Bayern Munich, la peor plantilla de la Euroliga de la que el técnico italiano Andrea Trinchieri está obteniendo un rendimiento extraordinario. Mucho mérito, Trinchieri... No tiene ningún nombre refulgente el Bayern, pero a fecha de hoy está censado en el Top 8. ¿Por qué? Porque su equipo tiene ritmo, tiene descaro, tiene alegría. Ergo, ya sabemos por qué abandonó TJ Brey el Bayern: porque carece de ritmo, descaro y alegría. Una pena, pues cuenta con unos notables fundamentos técnicos, incluso tácticos. Pero un director, y un base es un director, tiene que transmitir, tiene que contagiar al grupo. Todo ese carácter que no demuestra TJ Brey ayer le sobró al chaval Javi García, de largo el mejor base del Casademont. Además de la confirmación de que Sulaimon y Harris van a sumar y no poco, esa fue la mejor noticia de ayer.

Portó la brújula en el arranque Sulaimon. Junto a la productiva sobriedad de Harris, un pívot bajo que puede dar un rendimiento muy alto, marcaron diferencias en un inicio pletórico del Casademont. Ideas claras, ataques rápidos: 10-0 en un santiamén. Tuvo que parar el partido David Dedek a los dos minutos. Parecía que habían venido de turismo los polacos, pero no. Sin presencia debajo del aro tras la marcha del techo Josh Sharma al Fuenlabrada, el Lublin se agarró a Martins Laksa, un exACB con buena mano y sangre brava para defender. Laksa no es laxo... Y entre Laksa y Sulaimon amenizaron un primer cuarto intenso. No he dicho bueno, he dicho intenso. Una docena de puntos por barba y una decena de ventaja para el Casademont Zaragoza en la primera meta volante de la reunión (28-18).

Sin la incidencia de Hlinason debajo del aro (quizá se reservó para Bilbao), con un Brey intrascendente, Sulaimon había asumido el esfuerzo creador y anotador. Las rotaciones no mermaron la capacidad del Casademont. Saltó a la pista Jaime Fernández, otra promesa de la Generación Z que firmó el Barça para... Para dejarlo como lo vimos ayer. Tiene talento, pero le falta confianza y continuidad. Sergio Hernández lo puso y lo intentará poner. De júnior lo bordaba. Buenísimo. Eso sí, ayer metió 1 de 7 en libres... Hernández también le abre la puerta a Javi García. Y el chaval del flequillo rebelde no solo la ha abierto, sino que la ha tirado abajo. Ayer, cuando los polacos se acercaron catalizados por Yannick Franke, el base devolvió la renta al marcador a triple limpio. Le falta cabeza a Javi García, cosas del acné, de la edad. Pero tiene mano y tiene corazón, esto es, puntos y espíritu. Base para rato largo. De largo, el mejor base del Casademont.

Antes del descanso (47-40), Brussino ya se había unido al festival de Sulaimon y Javi García. Le faltaba una actuación como la de ayer al argentino, un talento NBA ahora en ACB. En la reanudación, por fin apareció Ennis. Su presencia no había sido necesaria antes. Dejó cuatro fogonazos. Tampoco había necesidad de más. También se vio en la segunda mitad a Javier Justiz. Bueno, se vio... Jugó apenas siete minutos y ni tiró a canasta. Menos mal que Barreiro sigue en plan Barreiro, pletórico. Junto a Ennis y Brussino aseguraron el abastecimiento de puntos en un tercer cuarto en el que el Lublin llegó a hacer sentir su aliento en el cogote a los aragoneses (69-63).

Era emoción, picante en una cena sin tajadas sobre la mesa. Su valía, que la tuvo, fue moral. Porque los polacos no recibieron un baño de juego, sino que se dieron un baño de dignidad. El Casademont, dentro del indicador que puede significar el Lublin, también sumó. Sumó Brussino, que falta le hacía. Ese 24 de valoración dice mucho más que los 14 puntos que anotó. Muchísimo más. Y sumó y, lo que es más importante, hizo sumar, Javi García, el base que debe pilotar la nave del Casademont. No es poco el hallazgo en las inmediaciones del mes que define los objetivos de todo equipo serio, febrero. Ya tenemos base para la travesía.

- Ficha técnica:

94 - Casademont Zaragoza (28+21+20+25): Bray (5), Sulaimon (14), Brussino (14), Harris (12), Hlinason (8) -cinco inicial- Jaime Fernández (7), Font (2), Javi García (14), Justiz (-), Stosic (-), Barreiro (12) y Ennis (6).

82 - Pszczólka Start Lublin (18+25+20+19): Franke (28), Laczynski (11), Laksa (20), Borowski (2), Szymanski (1) -cinco inicial- Gospodarek (-), Jeszke (-), Obarek (3), Pelczar (-), Davis (5), Dziemba (8) y Searcy (4).

Arbitros: Yilmaz (Turquía), Tomasovic (Eslovaquia) y Gedvilas (Lituania). No hubo exclusiones por personales.

Incidencias: sexto y último partido del grupo D de la Liga de Campeones disputado en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza a puerta cerrada.

Etiquetas
Comentarios