Despliega el menú
Baloncesto

Radovic estira la racha del Casademont

El pívot balcánico, autor de 29 puntos, rubrica la decimocuarta victoria aragonesa en la Liga ACB, con una exhibición en Badalona. 

El base del Casademont Zaragoza, Carlos Alocén (d), intenta superar a Arturs Zagars (i), del Joventut Badalona
El base del Casademont Zaragoza, Carlos Alocén (d), intenta superar a Arturs Zagars (i), del Joventut Badalona
Marta Pérez/EFE

Con un sólido trabajo defensivo y un Radovic espléndido en ataque, el Casademont capturó una victoria de prestigio en Badalona (72-93), estirando la racha aragonesa hasta las 14 victorias en la Liga ACB. El Joventut, desnortado por la ausencia de sus bases titulares, apenas aguantó medio partido. El Casademont, cada vez más firme en sus convicciones, consumó una victoria que lo consolida en la tabla y confirma su gran momento de juego.

El Casademont Zaragoza inició el choque transportado por la inercia ganadora mostrada en Dijon en la Champions. Su hombre más destacado en Francia, Robin Benzing, rompió el hielo con un triple, continuado por Alocén, que también hizo bingo desde la línea de tres. De salida, Porfi Fisac apostó  por jugar con dos bases (San Miguel y Alocén), quizá para atacar esta demarcación concreta del rival, mermado por las ausencias de sus timones titulares, Zizic y Neno Dimitrijevic. Zizic acaba de irse al AEK de Atenas, y Neno estaba con gripe. El chaval Zagars portó como pudo la brújula de la Penya. En el Casademont, Fisac apostó además de salida por Brussino, Benzing y Hlinason, con Brussino entregado a la persecución de Prepelic, principal fuente de alimentación del Joventut. Otro triple de Benzing y otro más de Dylan Ennis propiciaron que el Casademont alcanzara una renta de 10 puntos (6-16), ventaja que sería recortada por la Penya al paso por la primera meta volante (19-22) tras un parcial 13-4.

El acierto desde el triple mantuvo al Casademont en ventaja al intermedio (41-43), con una notable serie de siete aciertos sobre 14 lanzamientos. El último triple, transformado por Radovic firmó la ventaja aragonesa al descanso. El segundo cuarto se jugó a rachas. Tras una formidable salida aragonesa con un parcial 0-7, que devolvió los 10 puntos de ventaja al Casademont en el marcador (29-39), la Penya reaccionó con otro parcial 8-0. Este juego a rachas se alimentaba sobre la inspiración personal de Benzing y Radovic en el Casademont, y de un desatado Prepelic en el Joventut. El tirador cedido por el Real Madrid, tuvo que actuar incluso de base. Además de dirigir, se puso las botas anotando, con 17 puntos al descanso, tres triples incluidos. La intimidación de Omic debajo del aro hizo el resto para que los verdinegros se aproximaran al Casademont al descanso (41-43).

En el tercer cuarto, el Casademont se fugó definitivamente con un parcial 18-30 en 10 minutos fantásticos de Radovic, que ha llegado al minuto 30 con unos números para evocar: 29 puntos tras una serie de 10 de 13 en tiros de 2, y tres triples sin fallo. Los 22 puntos de Prepelic quedan en anécdota con la exhibición aragonesa, que solo sufrió en el arranque del tercer cuarto con el poderío en el rebote ofensivo local. Cuando cerró bien el rebote el Casadcemont, el partido y el marcador quedaron a las órdenes de Radovic.    

Con el signo del partido decidido, en el último cuarto el Casademont no se relajó, ampliando la ventaja adquirida. La Penya lo intentó, pero su ímpetu excesivo derivó en desesperación. Prepelic, su más sólido argumento ofensivo retrató la desesperación del Joventut con un descalificación directa a falta de 3 minutos y 46 segundos. Entonces ya hacía tiempo que Radovic había tomado asiento mientras sus compañeros estiraban lo ventaja hasta los 21 puntos a la clausura de la reunión (72-93) y a las 14 victorias en la explicita tabla clasificatoria de la ACB.

Etiquetas
Comentarios