Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

Alocén lidera la quinta victoria europea del Casademont Zaragoza

El base aragonés exhibe talento, descaro y personalidad para tumbar a un combativo Besiktas (80-73). 

Los jugadores celebran el triunfo
Los jugadores celebran el triunfo
Toni Galán

El Casademont recuperó sus señas de identidad en Europa, sobre todo en el ámbito defensivo, y pudo sumar su quinta victoria de la temporada en el torneo continental (80-73). El cuadro aragonés se maneja con seguridad y determinación en la Liga Endesa, donde ya contabiliza 10 triunfos en 13 partidos, al margen de estar ya prácticamente clasificado para la próxima edición de la Copa del Rey; pero viene exhibiendo su perfil más vulnerable en la competición continental, donde por momentos no alcanza la altura requerida para competir. Sin embargo, el equipo zaragozano sí restauró este miércoles, en la segunda mitad, los estimables valores que adopta en el torneo doméstico, y solventó a su favor un duelo muy comprometido ante un rival con importantes recursos en sus filas. Los locales completaron una deficiente primera mitad, acorde con el tono gris mostrado en sus anteriores compromisos europeos; pero se sobrepusieron después, sostenidos por su brillantez defensiva, para derribar a un rival enérgico y vigoroso, muy combativo, que nunca enarboló la bandera blanca. Con este resultado, el conjunto de Fisac fortalece sus aspiraciones de acceder a las eliminatorias directas de la Champions League, un derecho al alcance de los cuatro primeros clasificados del grupo.

La escuadra aragonesa compareció sin DJ Seeley, una de sus piezas más relevantes, que no actuó por unos problemas de espalda. El duelo dejó engrandecida de nuevo -y ya van...- la figura de Carlos Alocén, afilado y punzante en cada una de sus acciones. Él tomó el mando, con descaro y personalidad, para guiar a sus compañeros hacia la victoria. Finalizó la contienda con 17 puntos, 3 asistencias y 3 recuperaciones de balón. Fue él, precisamente, quien sentenció a los otomanos, en el último minuto, con un certero triple desde la esquina.  También la aportación de Ennis (17 tantos), Barreiro (20 créditos de valoración) y Tryggvi Hlinason, con 11 puntos, 8 rebotes y 4 tapones -y un solo fallo en sus lanzamientos-, resultó determinante en el triunfo de los locales.  

El Casademont inició el choque con decisión, con mano firme, y enseguida edificó una sólida renta en el marcador. Sostenido por una defensa perseverante, sin apenas fisuras, el equipo aragonés anulaba la mayoría de los ataques de su rival. A los cinco minutos de juego, los locales ya habían adquirido nueve puntos de ventaja (15-6), tras las acciones en la pintura de Hlinason y Barreiro, y los certeros lanzamientos triples de Brussino y Alocén.

Casademont-Besiktas
Casademont-Besiktas
Toni Galán

Pero el Besiktas fue creciendo con el discurrir del partido. A falta de un propuesta colectiva eficiente, se agarró al talento de Gotcher y Theodore para comenzar a reducir distancias. Y aunque entonces emergió Dylan Ennis, muy rápido en sus intervenciones, para sostener al equipo aragonés con dos canastas consecutivas, los turcos llegaron a situarse a un solo punto (22-21), justo al cierre del primer parcial, favorecido también por el desatino de los locales desde la línea de personal: un tiro libre convertido en cinco intentos.

Posteriormente, el Casademont golpeó desde el perímetro, con los lanzamientos de Krejci y Robin Benzing, y de nuevo amplió su renta hasta los siete puntos (30-23) en los primeros compases del cuarto. Sin embargo, el conjunto turco se sobrepuso con prontitud. Se aplicó atrás con intensidad y constancia, e hizo valer sus sobresalientes capacidades físicas, para imponerse al equipo aragonés en todos los órdenes del juego. La superioridad del cuadro otomano enseguida se trasladó al marcador (32-36). El Besiktas no sólo había culminado la remontada, sino que amenazaba con hurgar en la herida de los zaragozanos, tras un triple de Theodore (33-39). El parcial era de 3-14 favorable a los visitantes. Al descanso, la escuadra de Dusko Ivanovic había castigado con acierto las continuas desatenciones del Casademont (37-44). Los zaragozanos habían emitido señales muy positivas en el inicio, sobre todo en defensa, pero se habían desplomado con el paso de los minutos. Por entonces, los locales habían lanzado más triples (16) que tiros de 2 puntos (15).

Casademont-Besiktas
Casademont-Besiktas
Toni Galán

En la reanudación, el conjunto Fisac por fin ofreció su mejor repertorio, sobre todo en las labores de contención. Y a los dos minutos del cuarto, los locales ya habían igualado la contienda con los puntos de Benzing, Ennis y Barreiro (47-47). El choque enloqueció después, con los dos equipos precipitándose en sus acciones, abandonando rutinas y automatismos. Al menos, el Casademont ya era un bloque firme y contundente atrás, y había reducido drásticamente la capacidad anotadora de su adversario. Los turcos, de hecho, sólo sumaron nueve puntos en el tercer acto, cuatro de ellos desde la línea de personal; y el cuadro aragonés había recuperado el mando (56-53).

De ahí hasta el final, el Casademont serenó su juego, y se empleó con mayor oficio y acierto que su oponente, al mismo tiempo que mantenía su solidez defensiva. Argumentos suficientes para conquistar la victoria.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión