Pasaporte para Europa

El CAI Zaragoza busca un triunfo ante el Laboral Kutxa que asegura el séptimo puesto.

El jugador del CAI Zaragoza Pedro Llompart, en el partido ante el Vallaolid
El CAI Zaragoza, en 'play off'

El CAI Zaragoza intentará asegurarse con un triunfo frente al Laboral Kutxa (domingo, 12.15, pabellón Príncipe Felipe) su clasificación entre los siete primeros de la primera fase de la Liga Endesa que le permitirá volver a estar en Europa en un partido que se le ha complicado inesperadamente por la baja del pívot holandés Henk Norel.

El equipo zaragozano confiaba en poder plantear un partido de tú a tú ante los alaveses, que ya presumían no iba a ser fácil, pero la fuerte torcedura de tobillo que se produjo Norel en el entrenamiento del jueves, que le impedirá jugar este partido a la espera de determinar la importancia de su problema físico, le hace partir con un menor potencial en el juego interior.

Para el equipo que entrena José Luis Abós, que rescindió el contrato temporal de Ben McCauley hace poco más de una semana que llegó para suplir la baja de Joe Jones, la lesión del pívot holandés ha supuesto un problema imprevisto en el momento en el que parecía haber recuperado las sensaciones después de haber puesto punto y final a su mala racha de cuatro derrotas consecutivas ganando a Tuenti Móvil Estudiantes y CB Valladolid.

Más que nunca, los rojillos apelarán a la intensidad y la dureza en defensa, además del apoyo de su público, para intentar cerrar filas y cerrar en esta penúltima jornada definitivamente los objetivos de la primera fase de la competición.

Los rojillos han insistido durante la semana la necesidad de acabar la primera fase entre los siete primeros que les certificará su presencia de nuevo en la Liga Europea la próxima temporada antes de iniciar la complicada andadura en los play-offs.

Para Abós una de las preocupaciones que se incrementa con la ausencia de Norel será la manera de frenar al gigante alemán Tibor Pleiss y también al argentino Andrés Nocioni, dos jugadores que en el partido de la primera vuelta sumaron un total de 46 puntos y que fueron la piedra angular de la derrota maña.

Además este encuentro será el último que jugarán ante sus seguidores de la primera fase de la Liga Endesa antes de iniciar las eliminatorias por el título, por lo que intentarán dejar un buen sabor de boca a una afición que ya sabe que la próxima temporada van a seguir contando con el patrocinio de Caja Inmaculada, por lo que su equipo mantendrá el nombre.