Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Ander Herrera no jugará con Euskadi

El club comunicó anoche al futbolista que Javier Aguirre no estima conveniente que acuda al amistoso navideño contra Venezuela

Ander Herrera, ayer por la tarde, en un momento del entrenamiento del equipo.
Ander Herrera no jugará con Euskadi
VíCTOR LAX

Ander Herrera se queda sin ser 'internacional' con Euskadi, mañana en Bilbao frente a Venezuela en el estadio de San Mamés. Anoche, a la conclusión del primer entrenamiento del equipo tras las vacaciones de Navidad, el área de comunicación de la SAD hizo pública una nota en la que, escuetamente, se adjudicaba la decisión de impedir la participación de Herrera con la selección vasca al entrenador, Javier Aguirre. Por derivación, Pinter y Boutahar, que también habían sido incluidos inicialmente en una citación para tomar parte del partido benéfico 'Champions for Africa' que se juega asimismo mañana en el Vicente Calderón de Madrid, se quedarán en casa y dejarán al Real Zaragoza sin representación en dicho evento que apadrinan el madridista Sergio Ramos y el malí del Sevilla Frederik Kanouté.La convocatoria de Ander Herrera con la selección del País Vasco había levantado cierto revuelo desde que dicha Federación la hizo pública hace diez días. Herrera, nacido en Bilbao y con todos sus ancestros en tierras de Euskadi, ha llevado con ciertas dificultades desde su aparición en el primer equipo su dualidad territorial: vasco de cuna y raíces, aragonés por radicación en Zaragoza desde los cuatro años, edad con la que llegó a la ciudad procedente de Vigo como consecuencia del fichaje de su padre (Pedro) en 1993 como secretario técnico de la SAD blanquilla.

El canterano había sido incluido por primera vez en el combinado vasco por decisión de los seleccionadores José Ángel Iríbar y Miguel Etxarri y se aprestaba a vivir un momento histórico mañana en San Mamés, campo en el que Herrera siempre ha descrito como especial para él por las connotaciones de índole personal y familiar que le aporta. Pero la gravísima situación deportiva -y global- que atraviesa el Real Zaragoza, la escasez de efectivos con los que cuenta el actual plantel del equipo y el decisivo calendario que aguarda al grupo a partir del próximo lunes y durante los siguientes 40 días, han aconsejado no jugar con fuego y evitar cualquier contratiempo en forma de lesión que deje a Herrera (y a Pinter y Boutahar) fuera de juego durante días o semanas.

La presencia de Ander Herrera mañana en Bilbao era esperada con morbo por buena parte de la afición del Athletic. Desde hace mucho tiempo, el joven vasco está en el punto de mira de los refuerzos que baraja el club rojiblanco para el futuro inmediato. Su condición de bilbaíno le abre de par en par la posibilidad de formar parte de la endogámica entidad vizcaína, que sigue fiel a su política canterista y a sus restricciones geográfricas (con discutibles y peculiares recovecos) a la hora de elegir a los futbolistas que pueden formar parte del Athletic.

Para Herrera, la presencia mañana en San Mamés con la camiseta verde de Euskadi suponía un escaparate magnífico en estos momentos de su incipiente carrera, al margen de los aspectos de carácter emocional inherentes al caso. Circunstancia que, simultáneamente, podría haberle generado grandes rozamientos con una parte de la afición zaragocista, esa que lo adoptó como icono cuando dio el salto al primer equipo hace tres temporadas. Al final, el debate ha quedado diluido cortando de cuajo la relación causa efecto. Ander no viaja a Bilbao y su debut con Euskadi será en mejor ocasión.

Etiquetas