Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Aguirre: "La Liga aún no ha acabado"

El técnico mexicano se apunta al discurso prudente y moderado después de lograr tres victorias en los últimos 4 partidos.

Javier Aguirre, como siempre, expresivo, en el partido de ayer en La Romareda.
Aguirre: "La Liga aún no ha acabado"
OLIVER DUCH/ARáNZAZU NAVARRO

Javier Aguirre ha elegido el camino de la prudencia y la moderación para medir el estado del Real Zaragoza. Con la obvia felicidad de la victoria -la tercera en los últimos cuatro partidos-, el técnico mexicano no abandonó su firme posición de las últimas semanas: sensatez, cordura y margen de trabajo. Si algo ha mejorado el Zaragoza en los últimos dos meses, es en su campo, en el terreno de la pizarra y la optimización de rendimientos. El Zaragoza sigue siendo un equipo mutilado de talento y pobre en los usos del balón, pero se ha armado, ha ganado poso, eficacia colectiva y competitividad. Eso le permite respirar fuera del descenso 17 jornadas después. Un alivio, no una meta. "Estamos varios equipos involucrados abajo, con lo cual lo importante es el 22 de mayo (final de Liga). Habrá subidas y bajadas, y nos repartiremos los puestos. Esta victoria es importante porque acercamos al Deportivo y nos permite adelantar a dos equipos, pero tenemos que ir paso a paso, la Liga aún no ha acabado. Ni mucho menos. Lo importante es la posición del 22 de mayo", indicó Javier Aguirre.

El partido lo decidió un rebote en una falta ejecutada por Boutahar, pero apenas tuvo un hilo de fútbol. Así lo compartió Javier Aguirre: "Ya dije que sería un partido de pocas ocasiones, habida cuenta de la necesidad de puntos de los dos equipos, de la presión a la que estamos expuestos todos los domingos y del funcionamiento colectivo del Real Zaragoza. Y así ha sido, un partido de pocas ocasiones claras, muy trabado, con interrupciones. Afortunadamente, tuvimos esa jugada de estrategia nos permite seguir vivos y compitiendo en la Liga".

El calendario inmediato se vuelve decisivo ahora, con Málaga, Racing y Hércules encadenados. Rivales más o menos directos. Una ocasión para despegarse de la zona crítica de la clasificación e invitar a más adversarios al conflicto. Aguirre lo toma con naturalidad, sin emergencias. "Quedan 18 partidos muy complicados y los debemos afrontar con esta intensidad, hay que seguir igual, juguemos en casa o fuera, estando comprometidos con el juego. Ante el Deportivo, nuestro funcionamiento colectivo con la pelota no fue ni mucho menos el mejor, en defensa sí que fue el correcto, y hay que seguir mejorando", avisó el entrenador del Real Zaragoza.

Aguirre reformó el sistema táctico pero, a tenor de la pobreza del Zaragoza con la pelota y de sus palabras, no se le apreció demasiado convencido: "Yo siempre quedo satisfecho con el rendimiento de mis jugadores. Si no es así lo digo públicamente después de decírselo a ellos. Es difícil hacer ahora un análisis global e individual, necesito ver el vídeo del partido un par de veces en mi casa para evaluar los rendimientos individuales y el sistema. Estoy satisfecho por la victoria, pero, a fuerza de ser sincero, sufrimos, no tuvimos claridad ofensiva, ya fuera con un delantero, con dos o con tres. No es un tema de números sino de capacidad colectiva, no individual. Y eso es menester del entrenador".

Por último, Javier Aguirre no ocultó sus agradecimientos a la afición del Real Zaragoza por su comportamiento durante el partido. El entrenador mexicano resaltó la importancia del apoyo local en la pelea por la salvación. "La afición estuvo de primera, animando mucho. Creo que hay buena comunión entre la grada y los futbolistas y el cuerpo técnico. Lo veo y lo noto. Llevan tres partidos en los que sufren, pero se van contentos para casa", concluyó el técnico.

Etiquetas