Deportes
Suscríbete

"Necesitamos 800 socios para el Barbastro siga en Segunda RFEF"

La junta directiva del conjunto rojiblanco cesa tras acabar su ciclo de tres años y pide más masa social para sostener el proyecto

Los socios aplauden en un abarrotado Museo
Los socios aplauden en un abarrotado Museo
J. L. P.

Pocas asambleas de socios de la U.D. Barbastro se recuerdan como la vivida esta tarde en un abarrotado salón de actos del Museo Diocesano. Y no era para menos: escuchar de voz propia de la junta directiva las razones que le han llevado a presentar su cese, como ya anunciaron el pasado domingo 28 de abril, tras ganar el conjunto rojiblanco a la Real Sociedad C y casi asegurarse jugar la Copa del Rey por segundo año consecutivo. Ello se consiguió este pasado fin de semana con la victoria ante el Gernika.

El de momento -hasta la próxima asamblea- presidente de la U.D. Barbastro, Rafael Torres, ha comunicado que no seguirá al frente del nuevo proyecto por su propia salud: “Lo he dado todo y estoy agotado. El fútbol es muy exigente y desgasta mucho. Yo necesito respirar”.

Rafael Torres ha certificado lo ya dicho hace tres años cuando la empresa AB Energía, de la que ha sido gerente, capitalizó un proyecto para tres temporadas con el objetivo de coger a un club en horas bajas que jugaba en Preferente y con una gran deuda económica para asentarlo en Tercera y de ahí dar el salto a 2 ª RFEF. Objetivo cumplido y con creces. Nunca antes la U.D. Barbastro ha llegado tan alto: se saneó la deuda (el club cuenta con 180.000 euros de superávit), se reforzó la estructura del fútbol base (más de 400 niños y 21 equipos y el club ha sido premiado por contratar a más entrenadores), se contó con un filial, el Atlético Somontano, se renovó con fondos propios el césped natural (110.000 euros, amén de otras inversiones en el Municipal), se derrotó a un Primera División, el Almería, y casi se empata contra el F.C. Barcelona.

Momentos de la asamblea de la U.D. Barbastro
Momentos de la asamblea de la U.D. Barbastro
J. L. P.

El efecto de la Copa del Rey y del Barça ha generado un ficticio aumento de socios llegado a los casi 1.300, casi triplicando los de la temporada con la que se empezó. Si bien, 376 pertenecen al fútbol base y un número importante se hicieron en la segunda vuelta para poder ver el partido de dieciseisavos de final, pero o no son de la ciudad o no acuden con frecuencia al Municipal. En definitiva, el club cuenta con menos de 400 reales, y así, resulta inviable tutelar un proyecto para la 2ª RFEF, como ha argumentado el empresario y miembro de la junta directiva Pablo Bravo. “La U.D. Barbastro necesita un mínimo de 800 socios para seguir con este proyecto, estemos o no nosotros”, ha señalado Bravo quien, refiriéndose al alcalde para pedir más apoyo institucional ha sentenciado que “no se trata de la UD. Barbastro, sino de Barbastro”.

El alcalde Fernando Torres, presente en la asamblea, ha elogiado el trabajo realizado por su primo hermano en la presidencia. “Lo conozco bien y sé que se deja la piel en cada proyecto que emprende”, ha dicho. A la vez que ha cogido el guante de Bravo y se ha comprometido a revisar al alzar el convenio con el club. El año pasado el Ayuntamiento aportó 81.000 euros y este año 86.000 euros.

Si bien, Bravo, al igual que Rafa Torres con anterioridad, ha apelado al compromiso de la masa social: “La U.D. Barbastro será lo que el socio quiera que sea”. Y se ha planteado la posibilidad de, si no aumenta el número de socios, regresar a 3 RFEF.

La asamblea ha acabado entre aplausos y felicitaciones por el esfuerzo realizado en estos tres años y con una nueva cita en el horizonte: el 4 de junio, cuando se ha convocado la asamblea general de socios que deberá elegir a una nueva junta o decidir qué futuro se quiere para un club casi centenario que este año ha coronado su mayor cima.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión