Deportes
Suscríbete por 1€

deportes

Fernando Zorrilla, el aragonés campeón de España de triatlón que empezó subido a una BMX

El maratón de Zaragoza en 2011 fue su primera carrera. Ahora, a sus 29 años, el triatleta del Stadium Casablanca celebra su primer título nacional en media distancia.

Fernando Zorrilla, visiblemente emocionado, nada más proclamarse campeón de España de triatlón de media distancia en Pamplona.
Fernando Zorrilla, visiblemente emocionado, nada más proclamarse campeón de España de triatlón de media distancia en Pamplona.
Federación Aragonesa de Triatlón

Fernando Zorrilla es un prometedor físico aragonés que dedica su día a día a investigar el desarrollo de baterías que almacenen energías renovables. El deporte, un mundo en el que reconoce que comenzó a una edad “muy tardía”, es su otra gran pasión. Después de que el maratón de Zaragoza de 2011 se convirtiera en su primera gran carrera, el triatleta del Stadium Casablanca se acaba de proclamar campeón de España de triatlón en media distancia.

“Tengo un dolor de piernas que no se puede imaginar…”, reconoce Zorrilla con una sonrisa. El aragonés empleó 3h47:30 en recorrer los 1.900 metros a nado, 85 kilómetros de ciclismo y 19,5 de carrera a pie que componían la prueba disputada en Pamplona. “Estoy muy contento y con una sonrisa enorme. Me ha pillado todo un poco por sorpresa, porque estoy viviendo algo que no imaginaba, pero muy satisfecho por todo el sacrificio que hay detrás”, afirma.

A pesar de haber subido al podio en distintos campeonatos de España, este es el primer gran éxito de Zorrilla a nivel nacional. “Empecé en el deporte con 19 años. Antes hacía BMX en el ‘skate park’. Después de lesionarme corriendo, empecé a nadar en el Stadium Casablanca. Me vio el entrenador de triatlón y me animó a juntarme con ellos”, relata el deportista.

A partir de entonces, comenzó a labrar una trayectoria que el pasado fin de semana alcanzó su punto más álgido en Navarra. “Nadar es lo que peor se me da, pero salí 9º del agua y no perdí mucho tiempo con el grupo de favoritos. Conseguí encontrar mi espacio y terminé la parte de la natación muy contento”, revela.

Subido a la bicicleta, Zorrilla impuso muy pronto su ritmo. “Vi a lo lejos a Eneko Llanos, que es veteranísimo en la distancia, y pensé que era muy buena referencia. En las zonas llanas se me escapaba, pero cuando el circuito se ponía hacia arriba conseguía recortarle. Fue un tira y afloja muy bonito”, explica el aragonés, consciente de que sus opciones de triunfo aumentaban en el tramo final de la prueba.

De hecho, en los dos primeros kilómetros de la carrera a pie comenzó a adelantar posiciones. En el cuatro ya era líder… A partir de ahí, los últimos kilómetros repletos de emociones hasta cruzar la línea de meta en el corazón de Pamplona. “Se me ponía la piel de gallina al pensar que podía ganar. Me acordé de mis padres y de mi novia, que también es muy deportista”, afirma el triatleta, que dedica este triunfo tan especial a uno de sus seres más queridos: “Va para mi abuelo, Fernando Zorrilla, que va a hacer 93 años y siempre me ha apoyado”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión