Deportes
Suscríbete

nieve

El FAST, una iniciativa pionera con marcado acento aragonés

El primer equipo femenino privado de esquí alpino español cuenta con las corredoras Celia Abad e Inés Sanmartín y con los técnicos Pelayo Abad y Sofía Gandarias.

De izquierda a derecha: Inés Sanmartín, Pelayo Abad y Celia Abad.
De izquierda a derecha: Inés Sanmartín, Pelayo Abad y Celia Abad.
Equipo FAST

“La idea surgió el invierno pasado, éramos varias las chicas que estábamos compitiendo por el mundo solas al no formar parte de las estructuras de la Federación Española y nos dimos cuenta de que si sumábamos esfuerzos y recursos tendríamos más posibilidades de crecer”. Celia Abad es una de las nueve integrantes del FAST (Female Alpine Ski Team) Holaluz, el primer equipo femenino privado de esquí alpino puesto en marcha en España y que en los últimos días ha comenzado a competir convertido ya en toda una realidad. Junto a la oscense, de 21 años y vigente campeona de España absoluta de súper gigante, la presencia aragonesa es destacada. También forman parte de la estructura su hermano Pelayo, técnico al igual que Sofía Gandarias, y la deportista gallega afincada en Jaca Inés Sanmartín.

Su punta de lanza es Núria Pau, la mejor española del momento y que aspira a estar presente en los Juegos Olímpicos de Pekín del año que viene. Para el resto, más jóvenes, la meta está puesta en los de 2026 en Cortina d’ Ampezzo (Italia). “Es un sueño ambicioso, pero tenemos tiempo por delante para lograrlo y muchas competiciones importantes que afrontar antes”, afirma Sanmartín. Algo en lo que le apoya Celia añadiendo también un objetivo global: “Hacer que el esquí femenino crezca y que las chicas que terminan sus etapas en los centros de formación dispongan de una alternativa con la que llegar a lo más alto”.

Abad sabe a este respecto de lo que habla. Tras cerrar su paso de cuatro años por el Cetdi, el centro de tecnificación gestionado por la Federación Aragonesa de Deportes de Invierno, para seguir adelante la temporada pasada tuvo que marchar en solitario a Italia con su hermano como técnico. También Pau estaba trabajando por libre. “En abril nos juntamos las dos para entrenar y de ahí surgió el proyecto actual de una manera más seria. En un primer momento la idea era juntar a cuatro o cinco chicas y hemos acabado siendo nueve y no solo de España, también están Claudia García, que es de Andorra, y la francesa Clara Pijolet”, cuenta.

“Era una necesidad que existía, había un grupo de deportistas que por diferentes motivos no se encontraba en el equipo nacional y que en cambio competían en solitario o en equipos extranjeros y pensamos que por qué no reunirlas”, explica Pelayo, quien destaca que surgió “de forma muy natural” y agradece el apoyo del club La Molina, el socio principal. “La financiación costó un poco más porque era una idea novedosa, pero en estos meses se ha podido ir reuniendo”, confiesa.

Pretemporada en cuatro países

La pretemporada se ha realizado a caballo entre Francia, Suiza, Suecia e Italia, donde se ha establecido la base de operaciones del equipo en las Dolomitas, concretamente en la localidad de Pozza di Fassa. “Aquí las condiciones de entrenamientos son inmejorables y en un radio de pocos kilómetros tenemos acceso a una gran cantidad de carreras de todos los niveles. De hecho, hasta Navidad hay competiciones prácticamente todos los días”, justifica la decisión Sanmartín, que se unió al proyecto después de acabar su paso por el Cetdi en el último curso. “Tenía previsto hacer como Celia y buscarme la vida por mi cuenta, pero me dijo que estuviese tranquila, que se estaba preparando algo”, comenta.

“Dentro de España tenemos que aspirar a todo, Pau estará en Copa del Mundo, Celia va a participar en las pruebas FIS, en campeonatos nacionales y en algo de la Copa de Europa e Inés en las FIS y en la júnior”, explica Pelayo el programa que se va a seguir. “Todas tenemos un objetivo final similar, pero nos encontramos en diferentes puntos del camino. Lo bueno del equipo es que cada una tiene un espejo en el que mirarse un escalón por encima. Celia quiere llegar donde Núria; yo, que tengo un año menos que Celia, quiero juntarme con las que son un poco más mayores y también sirvo de ejemplo a las más jóvenes”, explica Sanmartín.

“En España ha habido iniciativas privadas masculinas, pero ninguna de este nivel. Más allá de Paquito Fernández Ochoa, los mejores resultados los habían venido consiguiendo mujeres como Blanca Fernández Ochoa, María José Rienda y Ana Galindo. Sin embargo, en los últimos años había decaído y es algo que ahora queremos volver a potenciar”, expone Pelayo. “Tenemos a Pau que es nuestra referencia y está a un nivel muy alto, pero de aquí a un año o dos tenemos que tenerlo muchas más”, se muestra ambiciosa Celia, que no podrá participar en la Universiada que se iba a celebrar en Suiza este mes al haberse suspendido por la covid. “Acudía a ella con la intención de obtener resultados importantes y ha sido una pena, pero vendrán otros eventos igual de ilusionantes”, asegura.

Loading...
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión