Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Opinión

Una vida en el Real Zaragoza

Por
  • Xavi Aguado
OPINIÓNACTUALIZADA 26/09/2021 A LAS 05:00
Aguado, durante su etapa como jugador del Real Zaragoza
Aguado, durante su etapa como jugador del Real Zaragoza
Archivo

Tengo que reconocer que para recordar una de las fechas más importantes de mi vida he tenido que recurrir a una base de datos donde aparecen todos los partidos del futbol español. El 12 de noviembre del año 1989 amanecí en un hotel de Las Palmas de Gran Canaria, ya que el día anterior habíamos jugado con el CE Sabadell en el Estadio Insular. 

Esa mañana de domingo nuestro capitán, Lino, me llamó y me dijo que estaban haciendo en la TVE el sorteo del Servicio Militar en directo. Saber el destino (la Base Aérea de Zaragoza) fue de entrada un mazazo, ya que mi ilusión era que me tocara un sitio cercano a Sabadell para poder compaginar mi carrera como futbolista profesional con la mili.

Jamás hubiese pensado que 31 años después estaría delante de un ordenador escribiendo como futbolista con más partidos en la historia del Real Zaragoza, lo que significa esta enorme entidad para mí. 

"El cariño que hemos recibido por toda la gente de Zaragoza y de todo Aragón nos alimenta la sensación de haber hecho bien las cosas"

Realmente el significado que ha tenido y tiene hoy en día el club es muy superior al sentimiento que, con los años, actuando como futbolista, he ido adquiriendo hacia el club y todo lo que le rodea.

Ese sentimiento nos hizo pensar con Nuria, mi mujer, que nuestra familia se quedaría a vivir en Zaragoza, donde años más tarde nacerían nuestros hijos Ariadna y Marc, que, como no podía ser de otra manera, han salido zaragocistas de cuna. El cariño que hemos recibido por toda la gente de Zaragoza y de todo Aragón nos alimenta la sensación de haber hecho bien las cosas. El Real Zaragoza forma parte de mi vida desde aquel día y lo primero que hago a primera hora de la mañana es informarme en las plataformas digitales y en diarios como HERALDO de lo que está sucediendo. Como he dicho siempre, y me gustaría adoptarlo como epitafio, el Real Zaragoza es algo más que un sentimiento para mí: es mi vida.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión