Deportes
Suscríbete por 1€

tokio 2020

El equipo nacional de paracanoe prepara los Juegos en Lanuza

Tres miembros del combinado que acudirá a Tokio realizan una concentración de dos semanas por segundo año consecutivo.

Los deportistas entrenan en Lanuza durante estos días.
Los deportistas entrenan en Lanuza durante estos días.
Comarca del Alto Gállego

El lunes de la semana pasada desembarcaron, y nunca mejor dicho, en Lanuza, tres miembros del equipo nacional de paracanoe, piragüismo adaptado, junto a su entrenador Iker Libano. El objetivo entrenar y preparase para los Juegos Paralímpicos de Tokio, pues se han clasificado cinco de los seis miembros que componen el equipo. Dos de ellos, Higinio Rivero e Inés Felipe, presentes en la concentración de Lanuza. Esta es la segunda ocasión en que el equipo nacional está en Lanuza para entrenarse.

“El año pasado, con todo el tema del covid, buscábamos un lugar tranquilo y sin mucha gente donde poder entrenar y continuar nuestra preparación, una compañera de Zaragoza, Selma Palacín, técnica del equipo nacional, nos habló de Lanuza y vinimos dos semanas”, explica Iker Libano. El resultado de aquella concentración fue tan satisfactorio que “este año lo hemos incluido desde el principio en nuestra planificación, con otras dos semanas de duración”, apunta el entrenador. “Es un lugar que reúne muy buenas condiciones y todo lo que necesitamos para nuestra preparación, además de ser un lugar tranquilo también hay que tener en cuenta que está a 1.300 metros de altitud, y la altura nos viene muy bien para entrenar”, señala el técnico.

El equipo estará en Lanuza hasta este domingo. Tras descansar en casa continuarán la preparación para los Juegos Olímpicos en Asturias durante un mes y posteriormente se irán a Sevilla, “donde tenemos que realizar una burbuja de dos semanas antes de partir para Tokio”, explica Libano. De los cinco miembros del equipo nacional que se han clasificado, dos se encuentran en Lanuza: Higinio Rivero, que compite en la categoría VL2 y es el actual subcampeón de Europa de su categoría; e Inés Felipe, de la categoría KL2 y es la primera española que compite en paracanoe en unos Juegos Paralímpicos.

Durante estas dos semanas, según explica el entrenador, las condiciones para entrenar han sido “bastante buenas”. “Nos ha llovido un par de días, pero el resto ha sido bueno; a nosotros lo que más nos dificulta es el viento, pero entrenamos a primera hora, que aún no ha entrado el viento, así que han sido unos días satisfactorios”. “Nosotros buscamos lugares con condiciones óptimas para entrenar y Lanuza las reúne, tenemos todo el sitio para nosotros, tranquilidad, altura y contamos con el apoyo del embarcadero Suscalar, que nos deja la motora; fenomenal”, señala Iker Libano.

El técnico explica que su temporada se divide en dos fases: “De abril a junio tenemos el Campeonato de España y el Europeo, y en otoño, el Campeonato del Mundo; en invierno nos concentramos en Sevilla y en verano, en el norte, buscando lugares con menos calor”. Por ello, y viendo las buenas condiciones que encuentran en Lanuza, al menos mientras él siga siendo entrenador, “pienso incluir un par de semanas al año de entrenamiento y concentración aquí en Lanuza”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión