Despliega el menú
Deportes

fútbol

Híjar: "La selección podría jugar en La Romareda"

En un almuerzo con la prensa, el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Zaragoza ha tratado uno de los asuntos estrella de su mandato: La Romareda.

Pablo Híjar, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Zaragoza.
Pablo Híjar, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Zaragoza.
Miguel Gracia

"La Romareda podría albergar partidos de la selección sin problemas. Un partido UEFA no porque no cumple con los estándares de seguridad, pero para un amistoso no sería problema. Luis Rubiales puede decir lo que quiera. En los últimos años ha jugado en otros estadios que no tienen por qué tener mejores estándares de calidad que La Romareda", expuso Pablo Híjar, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Zaragoza, en un almuerzo con la prensa este martes, haciendo referencia a las palabras que el presidente de la Real Federación Española de Fútbol dijo en su visita a la capital aragonesa en enero, donde recordó que para albergar un partido del combinado nacional "hay informes de UEFA con respecto al estadio y algunas cuestiones que habría que mejorar y esa es la realidad".

En cuanto a las líneas de actuación que el consistorio gobernado por Zaragoza en Común ha tomado en su legislatura, Híjar se ha planteó: "¿Ha sido prioridad de este gobierno reformar La Romareda? No. ¿Ha sido prioridad de este gobierno recuperar la inversión que había desaparecido en La Romareda en seguridad y mantenimiento? Sí. Alguno en el pleno saca el carné de zaragocista y durante su mandato no dio ni un duro". Asimismo, según su percepción, "el sentimiento de los aficionados es que se han sentido maltratados muchos años por el estado de La Romareda".

Además, Híjar insistió en que "a diferencia de otros, este gobierno ha empezado a invertir en seguridad, en cosas increíbles como que antes no hubiera puertas antipánico o quitar el foso de la vergüenza, pensado seguramente para que los hinchas cayeran allí, y de hecho ha ocurrido en alguna que otra ocasión. Queda mucho, como por ejemplo con los desprendimientos del techo del edificio anexo", apuntó. Una tarea pendiente que estuvo a punto de costar un grave disgusto hace un mes, poco antes del inicio del encuentro entre el Real Zaragoza y el Oviedo.

En la reflexión personal del concejal, que ha hablado largo y tendido sobre el asunto, planteó si: "¿Zaragoza necesita un campo de cinco o de cuatro estrellas? ¿Merecen la pena los 40 o 50 millones que costaría para albergar un día en cinco años un gran evento deportivo? Es un debate que tenemos que tener. Lo importante es el mientras tanto", señaló, dejando a un lado el largo plazo y centrándose en el momento actual. "En La Romareda se pueden hacer grandes eventos y más ahora, que se han hecho reformas de seguridad", redundó. A su juicio, "la apuesta tiene que ser seguir invirtiendo en seguridad y mejoras para hacer una revitalización del estadio sin perder la identidad de la vieja Romareda. Habría que saber conjugar eso, yo no soy partidario de hacer un Nuevo San Mamés", opinó el concejal.

Híjar, quien prefiere "seguir en la misma línea en cuanto a medidas de seguridad porque la remodelación de La Romareda no sería cuestión de un día para otro, puesto que se trataría de un proceso largo y costoso", consideró que "lo que no se puede hacer es que con esa visión de futuro se desatiendan las necesidades de seguridad y confort de los aficionados". Acerca de las siguientes medidas, "a corto plazo", que se deberían tomar en el estadio, el concejal enumeró varias: "mejorar la iluminación de acuerdo a las exigencias de Primera División, adecuar diferentes salas y la tribuna de prensa, o revisar las estructuras que sostienen los asientos", además de que "el Zaragoza haga el cambio de las butacas acordado".

Sobre la legislatura de su partido, que entró al gobierno de la capital aragonesa en 2015, Pablo Híjar destacó varios puntos clave que han servido de acicate para el deporte aragonés a lo largo de estos años: una inversión superior a siete millones de euros en beneficio de las instalaciones deportivas , el aumento de su atractivo para los usuarios que ha derivado en un incremento de uso, la regularización de los campos de fútbol tras el acuerdo con los clubes gestores, la reducción de la deuda a cero en el Servicio de Instalaciones, sumado al aumento de presupuesto, o el refuerzo de la plantilla municipal, de tal forma que se llegará a las 198 plazas en puestos base al finalizar la legislatura.

Etiquetas
Comentarios