Despliega el menú
Deportes

María Delgado: "Todos los sacrificios valen la pena con las medallas"

A sus 20 años, esta zaragozana acaba de sumar cuatro platas en el Campeonato de Europa de natación adaptada en la categoría de discapacidad visual S12.

María Delgado, con sus medallas, ayer a su llegada a la estación de Delicias.
María Delgado, con sus medallas, ayer a su llegada a la estación de Delicias.
Aránzazu Navarro

Muchas felicidades por el botín de medallas que ha cosechado en el Campeonato de Europa de Dublín. ¿Ha superado sus propias expectativas?

La verdad es que ha sido un muy buen campeonato para mí. El balance es positivo, tanto por las cuatro medallas como por las marcas que he realizado. Me he marchado con muy buenas sensaciones y con ganas de seguir progresando el próximo año.

¿Son estas preseas el premio ante el enorme sacrificio que exige el deporte de élite?

Por supuesto. Entrenamos muchas horas al día durante todos los días de la semana para jugárnoslo todo en una prueba que puede durar apenas 30 segundos. No es fácil trabajar durante meses para que se te valore por lo que haga durante unos pocos segundos. Que haya salido bien y lo vea recompensado tanto por los tiempos como por las medallas, hace que valga la pena.

¿Cómo maneja esa presión de jugárselo todo a una carta? ¿Está serena o los nervios hacen de las suyas?

Sinceramente, soy una persona bastante inquieta y lo paso un poco mal. Eso sí, en el mismo momento de subirme al poyete, me concentro en todo lo que tengo que hacer y me olvido del resto porque voy a por todos los objetivos que me he marcado. Eso es lo único que me importa en esos instantes, hacer lo que he entrenado, con confianza.

¿Cómo es un día en su vida, desde que se levanta hasta que va a dormir?

Mi rutina durante todo el año es muy similar. Voy a la Universidad de 8.00 a 10.00 de la mañana, donde estoy cursando Ciencias del Deporte (la antigua INEF) en la Universidad Politécnica. De 11.00 a 14.00 entreno en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Madrid, donde resido. Como, descanso un poco, y por la tarde regreso a la piscina hasta las 21.00, aproximadamente. Cada noche me meto en la cama reventada.

¿Disfruta de tiempo libre, de algún tipo de distracción?

Nada. No puedo hacer muchas cosas que hace la ‘gente normal’ de mi edad, como mis amigos de Zaragoza, por una cuestión de tiempo. Como por ejemplo salir a tomar algo por la tarde o ir al cine. Pero lo hago muy gustosamente porque me merece la pena. Lo tengo muy claro.

¿Cuántes veces va al cine a lo largo de un año?

Ninguna.

Ha completado su cuarto año seguido residiendo en el CAR de Madrid. ¿Cómo es vivir en un centro de alto rendimiento?

Al principio no me resultó nada fácil adaptarme. Marché de Zaragoza con 16 años y allí dejé a mi familia y amigos. Pero en seguida ví las muchísimas cosas buenas que me ofrecía y me sentí muy integrada. Estoy muy contenta rodeada por los entrenadores (en especial José Luis Vaquero) y por mis compañeros. No puedo pedir más.

¿Cómo fue ese cambio tan brusco de Zaragoza a Madrid siendo una adolescente?

No es sencillo manejarlo con 16 años, pero si quieres dedicarte al deporte de élite, ese es el camino que debes recorrer. La verdad es que no puedo quejarme de nada. Me hicieron sentir muy bien desde el comienzo y sigue siendo así.

¿Le viene de niña su amor por los deportes?

Sí, desde muy pequeñita me han apasionado los deportes y he sido muy activa.

¿Cuál es su primer recuerdo relacionado con el deporte?

Jugando a todas horas en el colegioSanto Domingo de Silos a lo que hiciera falta: fútbol, baloncesto... Con que hubiera un balón ya era suficiente. Me movía mucho, no paraba. Era una forma de gastar energía antes de ir a casa.

Las competiciones le llevan a visitar muchos países (Brasil, Canadá, México...) . ¿Puede conocer esos lugares?

He estado en muchos países pero he visitado muy pocos. De hecho, sólo en México pude hacer un poco de turismo porque mi programa terminaba pronto. Pero fue la excepción. Voy del hotel a la piscina.

¿Cuántas medallas acumula?

Tres en Mundiales, seis en Europeos y dos en los Juegos.

Y eso con solo 20 años.

Para mi edad, estoy muy satisfecha con lo que he conseguido a base de trabajo.

¿Se mira en el espejo de Teresa Perales?

Teresa, a la que admiro, es de otro planeta. Yo prefiero ir año a año. Para empezar, el Mundial de Malasia en 2019.

Etiquetas
Comentarios