Despliega el menú
Deportes

Deportistas que han vencido al cáncer

Navratilova, Armstrong, Penev, Molina, el Mono Burgos o Abidal superaron la lucha contra este enfermedad

Kyle Kuric, manteado por sus compañeros en su regreso a las canchas.
Kyle Kuric, manteado por sus compañeros en su regreso a las canchas.
ACB

El anuncio del cáncer de próstata que sufre Eduardo Berizzo, entrenador del Sevilla, vuelve a golpear muy duro al mundo del deporte. No hay que olvidar que esta misma semana, el pasado lunes, la legendaria tenista Jana Novotna fallecía de cáncer a los 49 años. Y el fútbol español está con el corazón en un puño con la recaída que sufrió el joven jugador del Athletic Yeray Álvarez de su cáncer testicular.

Por fortuna, hay muchas historias de éxito en la lucha contra esta terrible enfermedad. El jugador de baloncesto Kyle Kuric, entonces del Gran Canaria, fue operado en noviembre de 2015 de un meningioma. Dos días después volvió a entrar en quirófano para controlar el edema cerebral y la hipertensión que podía sufrir. Lo superó la pasada campaña regresó a las canchas y ganó la Supercopa de España. Actualmente milita en el Zenit de San Petersburgo.

Otro caso muy impactante fue en fútbol el del exinternacional francés Eric Abidal cuando militaba en el Barcelona. El 15 de marzo de 2011 el club catalán anunció en un comunicado que se le había detectado un tumor en el hígado. El 28 de mayo consiguió ganar la Champions con su equipo, jugando los 90 minutos. En marzo de 2012 sería sometido a un transplante de hígado y se recuperó. Posteriormente, dejaría el Barcelona y jugaría con el Mónaco y el Olympiacos.

El exinternacional José Francisco Molina también pasó por este trance. El portero del Valencia, Atlético y Deportivo de la Coruña estuvo retirado durante diez meses cuando le diagnosticaron un cáncer de testículo en 2002. Tras su recuperación volvió a defender la portería coruñesa. Actualmente es entrenador del Atlético San Luis de México.

A otro exportero atlético, el Mono Burgos, a principios de 2003 le diagnosticaron cáncer de riñón, que le mantuvo unos meses apartado de los terrenos de juego. Se retiraría al año siguiente en el club madrileño y desde hace unos años es el segundo entrenador del mismo.

Y al búlgaro Luboslav Penev, exjugador de Valencia, Atlético o Celta, entre otros, se le diagnosticó en 1994 un tumor maligno en un testículo. Superó la enfermedad casi un año después. En estos momentos ejerce de técnico del filial del Valencia.

El ciclismo también ha padecido esta lacra. El italiano Ivan Basso, ganador de dos Giros de Italia, se retiró del Tour de Francia de 2015 al diagnosticarle un cáncer testicular. Y a Lance Armstrong en octubre de 1996 le diagnosticaron un cáncer testicular con metástasis en pulmones y cerebro. Dsepués de un tratamiento con quimioterapia regresó definitivamente en la París-Niza de 1998 con el US Postal.

Finalmente en tenis, la mítica Martina Navratilova en febrero de 2010 tras una visita al ginecólogo fue informada de que padecía cáncer de mama. Era de tipo no invasivo, llamado ductal carcinoma in situ o DCIS, sin llegar a extenderse al tejido mamario. Se le extirpó con éxito y tras seis meses de recuperación, anunció que había superado la enfermedad.

Etiquetas
Comentarios