Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Un lobo con piel de cordero

El Nástic de Tarragona, penúltimo clasificado, llegará este fin de semana a Zaragoza después de cosechar una única derrota en los últimos siete partidos.

La plantilla del Nástic de Tarragona, durante una sesión de entrenamiento esta temporada.
La plantilla del Nástic de Tarragona, durante una sesión de entrenamiento esta temporada.
PERE FERRE/diari de tarragona

Tras el insuficiente botín obtenido en la visita a Santo Domingo del pasado domingo, el Real Zaragoza afronta ahora dos partidos consecutivos al calor de su afición. Dos encuentros en La Romareda que ayudarán a formular un diagnóstico más exacto en torno al equipo de Raúl Agné. 6 puntos que indicarán si el conjunto aragonés dispone de oxígeno suficiente para escalar hasta la zona de ‘play off’ o si por el contrario debe aspirar a conquistar cotas mucho menores.

Un reforzado Nástic de Tarragona asoma en el horizonte como el primer escollo en el camino de los zaragozanos. Un conjunto catalán que, a pesar de su delicada situación clasificatoria –llegará a Zaragoza instalado en el penúltimo puesto con 26 puntos–, presentará una imagen muy diferente respecto a la que ofreció en el choque de la primera vuelta en el Nou Stadi. Entonces, los dos equipos firmaron un pobre empate sin goles, después de que Xabi Irureta consiguiera obstaculizar un disparo de Uche desde el punto de penalti. La derrota frente al Girona (4-2) en la última jornada del pasado año derivó en la destitución del anterior inquilino del banquillo tarraconense, Vicente Moreno.

A partir de entonces, Juan Merino conformó un bloque sólido que comienza a remontar progresivamente el vuelo en busca de la ansiada permanencia en Segunda División. Este último sábado puso la primera piedra para conseguirlo, tras vencer al Numancia (2-0). Tres puntos que, además, le permitieron despojarse de la condición de colista que atesoraba desde la quinta jornada de campeonato.

Un equipo en alza

La entrada en 2017 cambió el rostro de un equipo que, después de soñar con el ascenso a Primera División el curso pasado, esta temporada navega por la zona caliente de la clasificación. Desde que comenzase el nuevo año, el Nástic firma una envidiable racha de resultados que solo el todopoderoso Levante, en su imperioso camino hacia la élite del fútbol nacional, ha sido capaz de emborronar (2-1). UCAM Murcia (1-1), Huesca (0-0) y Alcorcón (1-1) firmaron tablas ante el cuadro catalán, que sí pudo derrocar al Lugo (2-3) y al Numancia (2-0).

Se trata, por lo tanto, de un rival peligroso. Un penúltimo clasificado engañoso que, lejos de llegar mermado y bajo de ánimo, atraviesa su mejor racha de resultados. Un lobo con piel de cordero que este domingo podría, incluso, abandonar los puestos de descenso 23 jornadas después de caer al pozo de la clasificación. Para evitarlo, enfrente estará un Real Zaragoza que necesita empezar a sumar de tres en tres si quiere mantener vivas sus opciones de alcanzar la sexta posición.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión