Despliega el menú
Deportes

¿Qué será del Mann Filter?

Tras una temporada histórica, el Stadium Casablanca se concentra en lograr un presupuesto mayor y una plantilla solvente con la que afrontar un futuro igual de brillante.

La primera plantilla del Mann Filter Stadium Casablanca, durante un entrenamiento previo al pasado 'play off' por el título.
La primera plantilla del Mann Filter Stadium Casablanca, durante un entrenamiento previo al pasado 'play off' por el título.
Aránzazu Navarro

Un cuarto puesto en la Liga Femenina, la disputa de su primer ‘play off’ por el título y una plaza europea por méritos sobre la pista. Es el excelente balance deportivo con el que el Mann Filter Stadium Casablanca puso punto final el pasado 3 de abril a su tercera temporada en la élite del baloncesto femenino español. Una campaña histórica para el club zaragozano, en la que el equipo de Víctor Lapeña ha plantado cara a los mejores conjuntos del torneo doméstico y en la que ha sentado las bases de un proyecto sólido. No obstante, después de la tormenta, no ha llegado la calma a las oficinas de la entidad. La difícil coyuntura económica y que la cantera no sea promocionable a corto plazo aumentan la preocupación por confeccionar –o conservar– una plantilla con tantas garantías como la actual.

"El éxito se ha basado en acertar con los fichajes, la química que ha existido en todo momento entre ellas y que tanto Paola Ferrari como Gabi (Ocete) y Jaklin (Zlatanova) han firmado uno de sus mejores años como profesionales", estima el director del área de baloncesto del Stadium, Freddy Gimeno. "Sin embargo, el futuro está ahora en el aire, y debemos centrarnos en trabajar desde ahora y hasta junio para paliar la bajada presupuestaria que prevemos", añade. Con el mismo capital que en el curso 2014/2015, el Mann Filter ha pasado de luchar por la permanencia en la Liga a competir por el título. Esta es la realidad y el argumento esgrimido por el club aragonés a la hora de demostrar la solvencia de su inversión. "En este momento, es complicado dar un salto sin los medios suficientes. Paola y Gabi se han revalorizado, y habría que disponer de una holgura mayor", apunta.

Sin embargo, los grandes viajes comienzan con un paso, y es el que se dará a lo largo del presente mes de abril, cuando el club se reúna para renovar su acuerdo de patrocinio con Mann Hummel, a día de hoy, el sustento fundamental de su sección de baloncesto. "Es pronto para hacer estimaciones. Se nos ha comunicado que habrá probablemente una reducción en un 50% en el patrocinio, pero negociaremos el potenciarlo para hacer una plantilla más competitiva", declara Gimeno. En su opinión, puede jugar a su favor un eventual interés de la empresa alemana por respaldar la participación del Filter en competición europea. "Si queremos jugar en Europa, es vital para nosotros este montante; si no, haría falta un segundo patrocinador medianamente consistente".

Gimeno también lamenta la rebaja de ayudas públicas, como las que los clubes de élite aragoneses esperan del Gobierno de Aragón desde el verano de 2015, correspondiente a la pasada campaña (cifrada en 92.493,06 euros), y que, a priori, debería ser ingresada a lo largo de este mes. "Una partida vital", señala Gimeno. En este sentido se manifiesta el propio Víctor Lapeña, quien cree que al club, al principal patrocinador y a las instituciones les falta "un cuarto pilar" para garantizar la continuidad del proyecto y "soñar" con la plaza europea conquistada en la pista. Un discurso que también llama a la paciencia: "Hay que actuar con calma, aunque sin perder fuelle. No se va a gastar ni un euro más del que se tenga: puede salir bien o mal, pero como técnico de este equipo confío en la directiva".

La rotación, el problema clave

Solo cuatro nombres del Mann Filter presentan 800 o más minutos disputados en total durante toda la temporada: Ferrari, Ocete, Zlatanova y Liekpalne. Les sigue, con 567, la canterana Carolina Esparcia. "Lo ideal sería que estas chicas se quedasen y que se incrementase la rotación, porque no podemos disponer a corto plazo de personas de las categorías base, ya que son cadetes todavía. Dentro de cuatro o cinco años, sí que veremos rostros zaragozanos en Liga Femenina", afirma Víctor Lapeña. Al margen del mencionado ajuste presupuestario, Lapeña confiesa que algunas de sus jugadoras, como Ferrari, "se sienten felices en Zaragoza, y que incluso perderían dinero por quedarse".

Freddy Gimeno le avala. "Nadie esperaba un año tan bueno, y muchas nos han expresado su deseo de quedarse. No obstante, deberíamos ofrecerles un incremento salarial y eso se conseguiría manteniendo el presupuesto". En el plano deportivo, el responsable de baloncesto del Stadium cree que dar un salto de calidad implicaría apostar por más figuras de peso en el banquillo del Mann Filter, si bien valora que este año se haya dado responsabilidades a Esparcia, Ani Calvo e Irene Lahuerta y que hayan debutado las cadetes Zoe Hernández y Raquel Terrer. Así las cosas, quedan por delante dos meses primaverales en los que el Mann Filter decide desde los despachos gran parte de su futuro deportivo, con el ánimo de que sea tan brillante como su presente.

Etiquetas
Comentarios