Despliega el menú
Deportes

El CAI Voleibol y el CD Teruel se enfrentan en el Partido de las Estrellas por una buena causa

El encuentro, en el pabellón Los Planos, permitió recoger alimentos para los más necesitados.

Los jugadores de ambos clubes posaron juntos al final del Partido de las Estrellas.
Los jugadores de ambos clubes posaron juntos al final del Partido de las Estrellas.
Jorge Escudero

El pabellón Los Planos de la capital turolense fue ayer una fiesta deportiva y solidaria. Jugadores del CAI Voleibol y del CD Teruel –los dos equipos más representativos de la ciudad– midieron sus fuerzas en un encuentro, el Partido de las Estrellas, que tuvo como objetivos divertir al público y ayudar al Banco de Alimentos en su recolecta navideña para ayudar a las familias más necesitadas.

De hecho, el precio de la entrada para ver el partido era la entrega de un alimento no perecedero, por lo que en pocos minutos las enormes cajas de cartón colocadas en el acceso al graderío comenzaron a llenarse de paquetes de galletas, arroz, lentejas, leche, mermeladas y macarrones, entre otros productos, lo que puso de relieve la generosidad de los turolenses. A mitad del encuentro ya se habían recogido 700 kilos de comida, superando así la cifra de la pasada edición, cuando se lograron 600 kilos, y al final se alcanzaron los 800 kilos de alimentos.

El humor estuvo presente durante toda la competición. Los dos equipos, apodados Leones y Tigres, eran mixtos, con jugadores del CAI y del CD Teruel. Unos y otros tuvieron que demostrar su habilidad en una disciplina deportiva que les resultaba ajena, pues hubo un tiempo para el voleibol y otro para el fútbol. Todos supieron mantener el tipo, si bien a algunos defender el balón les obligó a hacer divertidas piruetas y les costó más de alguna caída.

El intercambio de camisetas naranjas y rojas dejó en evidencia la diferente altura y corpulencia entre jugadores del fútbol y del voleibol, aunque nada de esto pareció importarles a estos, pues desempeñaron su papel con mucha soltura pese a llevar un atuendo de una talla equivocada. El toque navideño lo puso Pablo Bugallo, del CAI Teruel, que jugó llevando puesto un gorro de Papá Noel.

Tampoco faltó la emoción, ya que el público de cada una de las gradas principales se alineó con un equipo al que animó como lo harían los mejores hinchas. Los más pequeños fueron los más entusiastas y recibieron como premio poderse fotografiar al final del encuentro deportivo con sus jugadores favoritos.

Sorteos

En los descansos del Partido de las Estrellas hubo sorteos de bufandas, gorras, camisetas y banderas del CAI Voleibol y del CD Teruel entre el público. Cada uno de los asistentes recibió un boleto para participar en dicho sorteo cuando entregó a la entrada su producto alimenticio correspondiente.

Hasta los entrenadores del CAI Voleibol y del Club de Fútbol Teruel, Carlos Carreño y Néstor Pérez, respectivamente, jugaron en el Partido de las Estrellas, demostrando que además de aleccionar a sus discípulos saben llevar a la práctica sus conocimientos.

El director del Club Voleibol Teruel, Carlos Ranera, no ocultó su satisfacción "por el buen número de asistentes y por las aportaciones de comida". Explicó que también los jugadores de uno y otro equipo habían colaborado a título personal con el Banco de Alimentos.

Por su parte, el presidente del CD Teruel, Ramón Navarro, calificó de "estupenda" la idea de jugar un partido solidario. "Cada año tiene más éxito esta iniciativa", afirmó. Agregó que la relación entre ambos equipos es muy buena.

Etiquetas
Comentarios