Despliega el menú
Deportes

MONTAÑISMO

Pauner cierra la temporada «satisfecho»

El aragonés está a tan solo dos cimas de completar su proyecto de ascender sin oxígeno los catorce ochomiles de la Tierra.

Carlos Pauner se ha reunido con la consejera de Educación y Deporte de Aragón, Dolores Serrat.
Pauner cierra satisfecho el 2011 con las cimas del Lhotse y el Gasherbrum II

El montañero aragonés Carlos Pauner ha asegurado que cierra «satisfecho un año bueno» en el que ha hollado el Lhotse (8.516 metros) y el Gasherbrum II (8.035) que le sitúan a solo dos cimas de completar su proyecto de ascender sin oxígeno los catorce ochomiles de la Tierra.

Tras reunirse con la consejera de Educación y Deporte de Aragón, Dolores Serrat, ha calificado su última expedición al G-II como «limpia y también diría que brillante» a pesar de haber sido el único de los tres componentes que logró alcanzar la cima.

Ha recordado que el 2011, que da por cerrado, ha sido un buen año con la conquista del Lhotse, «una montaña alta y complicada», y el G-II, «en el que hemos tenido unas condiciones no del todo buenas».

A partir de ahora y tras un periodo de descanso empezará a preparar los dos retos que le quedan, el Sisha Pangma (8.027) y el Everest (8.848), dos montañas que se deben afrontar en primavera por lo que las afrontará en 2012 y 2013 respectivamente.

La gran cita para el himalayista jacetano será en 2013, ya que considera que no debería tener problemas para ascender al Sisha Pangma «sin olvidar que es un ochomil y las complicaciones que tiene».

Sobre el Everest, que ha reservado para coronar su proyecto, ha recordado a pesar de ser la montaña más alta del mundo está «bandalizado por las ascensiones con oxígeno» que se cuentan por varios miles mientras que sin oxígeno únicamente lo han alcanzado menos de medio de centenar de montañeros y por eso «aún sabiendo que es una prueba dura quiero afrontarlo en este estilo».

«El Everest es una prueba dura y un reto importante que hay que preparar tanto física como mentalmente y no quiero atropellarme para conseguirlo», ha dicho.

En lo que no se ha mostrado especialmente preocupado es en el cercano final de su proyecto porque «nacen para vivirlos, desarrollarlos y acabarlos, pero soy inquieto y no acabo un proyecto y me siento».

Etiquetas