Despliega el menú
Comunicación

TELEVISIÓN

Risto Mejide, último expulsado de OT

Las gafas, seña de identidad de Risto
Risto Mejide, último expulsado de OT
HA

Se pasó de la raya. Su papel de tipo escéptico y cínico, el de duro con los 'triunfitos' de 'Operación triunfo' acabó su paseo por el programa de Gestmusic para Telecinco. A la vista de los mandobles que Risto Mejide iba repartiendo contra diestro y siniestro, Telecinco optó por retirarle de 'OT', decisión que comparte la dirección del 'reality' musical. A través de una lacónica nota, la cadena de Mediaset informó a través de un lacónico comunicado que «en vista del malestar generado el pasado martes durante la gala por una discusión en directo con miembros de este espacio» el canal decidió que el publicista se desvincule definitivamente del concurso «para dedicarse de pleno a su nuevo proyecto en la cadena». Y es que parece que hay Risto para rato. Ha creado un personaje propio, conseguido que la televisión se fije en él, aunque sea para detestarle, y en septiembre estrenará formato propio, un programa diario que prepara la productora La Fábrica de la Tele.

«Mi salida de 'OT' demuestra que todos los que aseguraban que yo tenía unos guionistas que me escribían lo que tenía que decir estaban equivocados porque, de ser así, son ellos los que estarían fuera del programa y no yo. Soy el único responsable de todo», ha manifestado este miércoles Mejide ante los micrófonos de Catalunya Radio, en el programa que conduce Manel Fuentes. Además, asegura que «espero que no me vuelvan a llamar para trabajar en 'Operación triunfo'.

La última bronca con Jesús Vázquez no hizo más que acelerar la decisión. El rifirrafe fue más que mordiente, uno de esos números televisivos que no pasan desapercibidos y que, al final, se cuelgan en internet porque, para bien o para mal, así es la televisión.

«Cada vez que abres más los ojos y cierras la boca Tío, yo te entiendo, en esa Academia tendría mucho miedo de dejar los orificios abiertos», le espetó a un concursante. La frase fue afeada por Jesús Vázquez. «Me parece un gesto homófobo que no me ha parecido bien», le reprochó el conductor del programa. Risto no se quedó callado: «Los heteros también tenemos orificio. A mí no me tachas de homófobo y luego te vas a la publicidad», prosigue el jurado de las grandes gafas de sol. «A mí no me dices lo que tengo que hacer en mi programa», prosiguió Vázquez. «Pues me vas a escuchar. Me molesta muchísimo esta hipersensibilidad de los gays de que os molesta todo. Ya puedes pasar a la publicidad», terció Risto. Finalmente, el calor ambiental ascendió. «Me has parecido grosero, homófobo, misógino y muchas cosas más», replicó el presentador que más adelante le mando «a cagar»

Un cúmulo

Las lindezas de Risto son infinitas, dirigidas, principalmente, a los concursantes del programa. Recientemente, en un periódico de tirada nacional, Mejide se despachó también a gusto, llamó «payaso que no sabe dirigir la Academia» a Ángel Llacer, y dijo que «detesto 'Operación triunfo'». No dejó títere con cabeza, incluso cargó contra los responsables de Gesmusic, lo que no pasó desapercibido ni para la cadena ni la dirección del programa.

Dentro de la organización reconocen que Risto tenía un papel de «jurado extremo, duro» pero que de ahí a las descalificaciones y al insulto personal va un abismo.

En la gala del martes, la silla de Mejide estuvo vacía y Vázquez leyó el comunicado que justificaba su ausencia. El concurso está en su recta final. Se emitirá la semifinal en el horario estelar de este domingo y el martes concluirá su edición. Los datos de audiencia no se han resentido por la ausencia del publicista ya que en su última edición anotó 2,3 millones y una cuota de pantalla del 19,5%.

Pero la carrera televisiva del publicista, licenciado en dirección de empresas y máster en la misma especialidad, director de empresas de publicidad como Bassat Ogilvy&Mather, sigue viento en popa. Ha sacado dos libros, el primero 'El pensamiento negativo' y el segundo 'El sentimiento negativo, valga la redundancia. Su blog ha sido el cuarto más leído en España en 2008.

Cuando presentó su primera publicación manifestó acerca de su personalidad ante las cámaras que «tenía claro desde el principio que había gente a la que yo le quería caer mal. Es importante en la vida y en las marcas saber a quién quieres caer mal, porque caer bien a todo el mundo es imposible, no lo consiguió ni Jesucristo ni el resto de los mortales».

Y hay quien le defiende, como Ramoncín, que también ha ejercido recientemente de jurado de 'OT'. «Risto hace lo que tiene que hacer ahí, su papel. En el cara a cara es un tío estupendo, una persona de gran talento, un líder», manifestó el cantante el mes pasado.

Etiquetas