Despliega el menú
Comunicación

Nacho García Velilla: "Los que hacemos televisión respetamos mucho al público"

Triunfa en la pequeña pantalla con 'Aída' y en la grande con su ópera prima, 'Fuera de carta'.

No es por llevar la contraria a la inmensa mayoría, pero a Nacho García Velilla le gustan mucho los lunes, día en el que se levanta con las potentes audiencias que cosecha la quinta temporada de 'Aída' y, desde hace algo más de una semana, los buenos resultados que está haciendo en taquilla el que ha sido su bautismo como cineasta, 'Fuera de carta'. El productor ejecutivo de la histórica sit com '7 vidas' y creador de la todopoderosa 'Aída' vive una doble celebración porque la historia entre fogones que Javier Cámara, Lola Dueñas y Fernando Tejero protagonizan en la gran pantalla ha superado los dos millones de euros en recaudación y ya ha sido vista por 350.000 personas.

El guionista, director y productor aragonés disfruta el momento. "Es maravilloso lo que está pasando. Es una película que hemos hecho con mucho cariño y la única pretensión de divertir. Y lo hemos logrado porque la frase que más nos dicen es 'hace mucho tiempo que no me reía tanto en el cine'. Se ha hecho un estudio a la salida de las salas y sus responsables nos han dicho que nuestra ópera prima tiene una respuesta muy positiva", apunta García-Velilla, que siempre habla en plural porque, desde hace una década, trabaja con sus amigos Oriol Capel y Antonio y David Sánchez.

PREGUNTA: ¡Menudo debut!

RESPUESTA: El boca a boca ha funcionado. En el Festival de Málaga -se llevó el premio del Público y el de mejor actor para Cámara- el recibimiento fue bestial. Había momentos en que no podías escuchar los textos por las carcajadas. Es verdad que los actores eran muy conocidos, pero si la historia no hubiera transmitido y hubiese resultado aburrida... Esa teoría de que el público es tonto y consumo tonterías es de idiotas. El espectador es inteligente y hay que darle lo que pide: historias que cuenten cosas y emocionen. Y los que hacen filmes que sólo les concierne a ellos y a sus pajas mentales, pues que escriban relatos breves.

P: Vamos, que usted respeta al que le ve.

R: Los que hacemos televisión respetamos mucho al público porque tenemos muy claro que si nos haces x números, a la semana siguiente no estas en antena. Y esto hace que nos preguntemos siempre qué y cómo queremos contar.

P: Va camino de convertirse en un rey Midas porque todo lo que toca, lo convierte en oro. Como cineasta, ¿que ha aprendido?

R: Pues que me apasiona la dirección de actores, que es una prolongación de mi trabajo como guionista. Haber podido matizar el trabajo de Javier, Lola y Chus Lampreave con tranquilidad ha estado muy bien. En la tele, por la premura que siempre hay, no puedes.

P: Jugaba en su terreno porque es un especialista en hacer una hora de comedia a la semana.

R: Sí. Es un trabajo muy complicado. Lo más gratificante de 'Fuera de carta' ha sido poder contar una historia en la que he reflexionado tranquilamente sobre lo que hacía y me he preguntado por qué esta frase, el registro en el que se movían los personajes...

P: Ahora que ha dado el salto a la gran pantalla...

R: No, no, lo que hemos hecho ha sido contar una historia en otro formato. Los dos medios son muy bonitos y divertidos. Estoy orgullosísimo de mi trabajo en televisión, donde en estos momentos se hace mejor ficción que en el cine. ¿Qué es mejor, una película o la última temporada de 'Los Soprano'? ¿Quien es el hermano menor? Creo que, por ejemplo, 'Perdidos' va más allá que muchos filmes americanos. Aquí, esto es noticia, pero en Estados Unidos este intercambio es muy normal, son profesionales que trabajan en los dos medios y nadie se pregunta cuál es mejor.

P: ¿Tiene decidido el destino de las ideas que le rondan?

R: Una puede que sea película porque es autoconclusiva, es una comedia de personajes con emociones detrás, sarcasmo e ironía.

Ampliar reparto

P: Muchos le recuerdan por '7 vidas' Fueron más de 200 capítulos.

R: Eramos una pandilla de inconscientes. Unos locos e ignorantes que amábamos lo que hacíamos pero no sabíamos cómo hacerlo.

P: Con 'Aída' habrán subido el escalafón.

R: Tenemos el mismo amor, seguimos siendo unos locos, pero con un poco más de experiencia.

P: Lo de 'Aída' con el público no es normal. Llevan cinco ciclos en emisión y, por tercera vez, han superado las barrera de los seis millones de adeptos.

R: Hemos logrado unas partituras musicales con ritmo. Hay buenos diálogos y muy buenos mensajeros porque hay que ver cómo dicen los textos los actores, nada que ver cuando los digo yo, y eso es un mérito suyo.

P: Pues ellos siempre elogian a los guionistas de 'Aída'.

R: Mi ventaja es que siempre he trabajado con gente que admiro. Lanzamos mensajes atractivos y contamos con intérpretes que los hacen lucir.

P: 'Gominolas', la comedia que creó para Cuatro, fue un fracaso.

R: La mayoría no entró, pero a una minoría le encantó. Tenía un lenguaje muy osado, nos pasamos siete pueblos.

P: Pues 'Aída' no es precisamente suave.

R: Es verdad que sus protagonistas dicen muchas burradas, pero son tan inofensivos, no hacen daño a nadie. Hay un empatía porque todos tienen un punto de ternura que hace que les tengas cariño. Pienso que es tan potente porque aquí no tenemos ningún personaje de relleno, todos tienen su importancia.

P: Como padre de la criatura, ¿a qué hijo quiere más?

R: Ahora, a todos, aunque confieso que al principio Aida y Luisma eran mis favoritos.

P: Cuando ponen en papel lo que, por ejemplo, suelta por la boca Mauricio -Mariano Peña- ¿no se le han subido nunca los colores?

R: Si vas a un bar a la hora del aperitivo y escuchas las conversaciones, te escandalizarías. Nuestras fuentes son los bares, la calle, el AVE... Del día a día, de lo más básico, salen ideas estupendas. En el caso de Mauricio, lo fácil hubiera sido poner a un tipo agresivo diciendo esas burradas, pero él es un pobre desgraciado, un ser débil que no tiene pareja y vive con su madre.

P: 'Aída' se toma un descanso en junio.

R: Ya estamos preparando las tramas de la siguiente.

P: ¿Por dónde irán?

R: Vamos a hacer hincapié en la historia de Paz y Luisma, y estamos dando vueltas a alguna incorporación. Puede que en la próxima temporada pongamos cara a Soraya -la hija mayor de 'Aída' de la que se habla en la serie, pero todavía no ha aparecido-.

Etiquetas