Despliega el menú
Comunicación

CORAZÓN

La 'guerra' de Belén Esteban en 'Sálvame' hace intervenir al Defensor del Menor

Reclama a la Fiscalía que investigue el uso que se hace de la imagen de Andrea Janeiro, hija de la colaboradora.

Belén Esteban colabora diariamente en el programa de Telecinco 'Sálvame'.
La 'guerra' de Belén Esteban en 'Sálvame' hace intervenir al Defensor del Menor
heraldo

Nada menos que 2.551.000 personas (un 20% de cuota de pantalla) vieron, por ejemplo, el jueves el programa 'Sálvame' de Telecinco. Y resulta que entre ellas no solo se cuentan seguidores incondicionales de Belén Esteban en su recrudecida y ventiladísima guerra contra María José Campanario. También hay espectadores indignados ante lo que para ellos es un uso intolerable de la imagen de Andrea Janeiro Esteban, la hija de la comentarista y el torero Jesulín de Ubrique. Tan indignados están, que han hecho llegar su estupor en forma de denuncias al mismísimo Defensor del Menor de Madrid, Arturo Canalda, que a su vez ha enviado un escrito a la Fiscalía para que estudie si se ha producido un delito penal en la vulneración de los derechos de la niña y otro a la cadena de televisión Telecinco.

 

Ayer fue Ana Rosa Quintana -por cierto, mentora televisiva de Belén Esteban- quien hizo pública la noticia a través de su programa matinal en Telecinco.

 

Mientras la Justicia sigue su curso y dirime si hay indicios de delito, la noticia no ha hecho sino añadir leña al fuego de una lucrativa hoguera que lleva echando humo todo el verano. 'Sálvame', el programa remedo del 'Tomate' que ha venido a recuperar las maltrechas sobremesas de Telecinco, ocupa buena parte de sus tres horas de duración en azuzar la batalla entre Belén Esteban y la actual mujer del padre de su hija, María José Campanario. En el rifirrafe, aliñado en pantalla por vídeos y comentarios del resto de colaboradores de 'Sálvame', la propia madre de Andrea Janeiro y sus compañeros, airean casi a diario las intimidades de la pequeña, que es utilizada como arma arrojadiza.

"500 de azúcar"

Ayer, y con Belén Esteban ausente del plató, el presentador de 'Sálvame', Jorge Javier Vázquez, explicaba con tono grave que la madrileña se encontraba en cama con "500 de azúcar" (es diabética) y en un estado de salud muy preocupante. Aprovechó para cargar contra los medios de comunicación y contra una cadena de la competencia, a la que acusó de orquestar una campaña para "cargarse a la Esteban", y anunció en tono misterioso que el programa iba a sacar a la luz "toda la verdad" sobre este asunto. Acto seguido, dio paso a cinco rentables minutos de publicidad.

 

Los avatares de la Esteban venden. Convertida en personaje e, incluso, en ídolo, la batalla por lo que considera los derechos de su hija ha elevado la audiencia de Telecinco hasta superar algunos días, incluso, al imbatible serial 'Amar en tiempos revueltos'.

 

Por si fuera poco, la polémica tiene su respuesta en otros canales televisivos y ha divido a los comentaristas del corazón entre partidarios de la Esteban o de la Campanario. Esta última por cierto, ha protagonizado hace poco más de una semana una jugosa exclusiva en la revista 'Hola' en la que su marido, Jesulín, contesta a las invectivas de la Esteban y en la que vuelven a salir a relucir las circunstancias personales de la pequeña Andrea. No es la primera vez que los Janeiro (sin Andrea) aparecen en 'Hola'.

Andreíta, cómete el pollo

Al contrario de lo que ocurre con sus hermanos pequeños, Belén Esteban nunca ha posado con su hija Andrea para una revista y su rostro rara vez ha aparecido en televisión. La madre, por su parte, sí que ha realizado exclusivas, incluida la de su boda con su amigo de la infancia Fran (del que parece que ahora se separa) y ha posado en un par de ocasiones para 'Interviú'. Por si fuera poco, los padres de María José Campanario también se vieron mezclados en la trifulca tras insultar gravemente a la Esteban como respuesta al acoso de un reportero de 'Sálvame'. Ambos acabaron siendo entrevistados por Antena3 en el programa 'Tal cual'. En este agrio ambiente, casi cada tarde, Belén Esteban habla sobre la pensión alimenticia de Andrea, sobre si quiere o no visitar a su padre... Tal es la fama de la niña que hasta se han acuñado frases que se han convertido en muletillas como "Andreíta, coño, cómete el pollo", o la más reciente, "Por mi hija, mato", pronunciada por la Esteban en uno de sus arrebatos de sobremesa.

Etiquetas