Despliega el menú
Comunicación

IKER JIMÉNEZ

"Hemos roto una lanza por unos temas que han sido muy maltratados"

El programa de los domingos de Cuatro acaba de superar las 200 entregas y es el único que se mantiene desde la primera semana del nacimiento de la cadena.

Iker Jiménez, en el centro, en un programa de 'Cuarto Milenio'.
"Hemos roto una lanza por unos temas que han sido muy maltratados"
HERALDO

Iker Jiménez está feliz. El pasado domingo, 'Cuarto milenio' superó la barrera de los 200 programas, algo inédito para un espacio que se dedica al mundo del misterio.

Acaba de cumplir 200 programas. ¿Un milagro en la tele actual?

Eso sí que es un misterio en la tele de hoy en día, donde todo va muy rápido. Tantos programas se deben al apoyo de la gente. Hemos recibido el cariño del público.

¿Qué es lo más complicado?

En otros contenidos, políticos o deportivos, siempre están pasando cosas. Tienes temas. Pero nosotros tenemos que elaborar los contenidos con leyendas, investigaciones arqueológicas, historia o criminología. Es mucha labor de archivo. En estos 200 programas, se han emitido mil reportajes y hemos realizado tres mil entrevistas. 'Cuarto milenio' es una cosa única en el mundo y compaginarlo con el programa de la radio (en la Ser, las madrugadas del domingo) no es sencillo. Lo que pasa es que hacemos lo que nos gusta.

¿De qué está más orgulloso del programa?

De varias cosas. En primer lugar, la tele había hecho mucho daño al misterio en general porque lo trataba como un producto marginal, casi insultando la inteligencia del espectador. Había tenido muchas ofertas de televisión antes de desembarcar en Cuatro hace cinco años, pero no estaba convencido de que se hicieran bien las cosas, que no fueran debates delirantes. Llegaría el momento de hacer un programa como nosotros queríamos. Y en Cuatro lo hemos conseguido. Por ejemplo, 260 científicos han pasado por 'Cuarto milenio'. Hacer que gente importante, como premios Príncipe de Asturias, hablen de cosas que son misteriosas y que forman parte de su trabajo, ha sido un gran reto.

¿Le sorprende que haya tantos seguidores del misterio?

La gente tiene ganas de saber más de arqueología, ciencia o la investigación. Además, nosotros no damos lecciones de nada.

¿Esa curiosidad da para otros 200 programas?

Espero que sí (risas). La tele está en un punto de muchos cambios y las audiencias de antes son ahora imposibles. No niego que estamos sorprendidos de que el programa aguante el tirón de forma increíble. En muchas ocasiones es líder en su franja y es una cosa milagrosa. Hay historias para mucho tiempo y si no, estamos muy contentos por romper una lanza por unos temas que han sido muy maltratados socialmente.

Etiquetas