Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

CUATRO

"Callejeros" se adentra en al casco viejo de Vigo

Muchas de las casas en ruinas del barrio son refugio de toxicómanos o de indigentes que viven en condiciones de absoluta insalubridad, a los que se suman marineros y jubilados.

El "casco vello" de la ciudad de Vigo es un barrio histórico que tiene la mitad de sus viviendas abandonadas y muchas en ruina y, para mostrarlo, el programa "Callejeros" se adentra en sus calles para contarlo.

Las familias que viven allí y llevan toda la vida recorriendo sus calles son las que mas padecen el grave deterioro del "casco vello", como es el caso de Manuel y Mila, que muestran orgullosos su hogar decorado con cientos de flores.

Pero lo que sí les preocupa es cuando ven que muchas de las casas en ruinas del barrio son refugio de toxicómanos o de indigentes que viven en condiciones de absoluta insalubridad, a los que se suman marineros, jubilados y hombres en general, que se acercan a los seis clubes de alterne del barrio.

Desde la lonja se distribuye gran parte del marisco que consumimos en toda España, pero los 600 euros al mes que pagan por descargar cajas no es suficiente para un grupo de chicos menores de edad que prefieren ganarse la vida vendiendo droga.

Tras este reportaje, "Callejeros" se traslada con sus cámaras a la Cañada Real, una vía pecuaria de 400 kilómetros de longitud a 15 kilómetros del centro de Madrid.

En este lugar se ha levantado una auténtica ciudad, que transcurre por varios términos municipales ocupando una extensión de 15 kilómetros y a pesar de que está prohibido edificar, se han construido desde hace 40 años más de 2.000 viviendas. Enormes chalets conviven con chabolas donde malviven familias de gitanos.

Las cámaras del programa recogen las historias de las personas que habitan esta "ciudad sin ley", gentes humildes que comenzaron con un pequeño huerto y que actualmente comparten el vecindario con traficantes de drogas.

Etiquetas