Despliega el menú
Comunicación

Música

Eurovisión volverá a cambiar la manera de dar sus votos para generar más emoción

Los puntos otorgados por el público ya no se darán de una vez. Tras conocerse el listado del jurado, se sumarán de uno en uno.

El candidato español en Eurovisión 2019, Miki.
El candidato español en Eurovisión 2019, Miki.
Efe

Eurovisión volverá a cambiar este año el sistema con el que anuncia el reparto de votos. Las puntuaciones otorgadas por el público no se añadirán de golpe (excepto para los países que van en cabeza) sino que se aportarán de uno en uno.

Será esta una nueva reforma, tras los cambios de 2016, que tiene como objetivo generar más emoción en la gran final. Tal y como la Unión Europea de Radiodifusión (UER) ha confirmado a través de la página web oficial del festival, se trata de una variación que solo afecta a la forma en la que se presentan los tantos, pero no en la que se vota.

Seguirá como hasta ahora el sistema de votaciones: los jurados oficiales de los países integrantes en la UER dan sus puntuaciones, mientras que el público de cada uno de los países hace lo mismo a través del televoto. Las puntuaciones del jurado se suman por un lado, mientras que las del público se calculan por otro.

Hasta este año, el espectador iba conociendo, país a país, cuál era el voto del jurado. Después, una vez concluida la conexión con los 41 países, llegaba el turno del televoto. Los puntos otorgados por el público se añadían de golpe para 16 de los 26 países que participan en la final. Para los diez restantes, los países que habían obtenido más puntos del jurado, se iban conociendo los puntos del público, ordenados de menor a mayor: de esos diez, el país con menos votos del público se anunciaba primero, así hasta dar la puntuación del país con más apoyo del público.

De menor a mayor

¿Cuál es el cambio que tendrá lugar este año? Primero, ya no se darán de golpe los resultados de esos 16 países. Una vez se tenga ese primer ranquin del jurado, se irán dando país a país los votos del público. Para ello, se empezará con el país que haya tenido menos votos del jurado. Así, de menos a más, se aportará la valoración del público.

Esto llevará consigo muchas sorpresas, ya que algunos temas que tienen una gran aceptación entre el público no son valorados por el jurado. Con este sistema, en la pasada edición de 2018 no se habría sabido hasta el último momento que Israel era la ganadora ya que Austria fue el país que mayor votación del jurado profesional obtuvo. Otro ejemplo es el de Polonia en 2016, cuando habría sido el segundo país en recibir su votación final en lugar de esperar entre los tres últimos.

Etiquetas
Comentarios