El más querido en Cuba

Jorge Perugorría da vida al detective Mario Conde en ‘Cuatro Estaciones de La Habana’ (Movistar +), una serie basada en las novelas de Leonardo Padura.

Los protagonistas de la serie se asoman a una azotea sobre la capital cubana
El más querido en Cuba
R. C.

Hablamos por teléfono con Jorge Perugorría, que interpreta uno de los papeles que más ilusión le hacía, el de Mario Conde (no confundir con el banquero español), el detective que protagoniza la saga literaria ‘Cuatro Estaciones de la Habana’ de su compatriota Leonardo Padura (Premio Princesa de Asturias de las Letras 2015). La adaptación en forma de serie de esta obra cumbre de la literatura negra caribeña, en la que también participan la actriz Juana Acosta y el director Félix Viscarret, que se va a estrenar próximamente en la plataforma de pago Movistar +.

"Para interpretar a Mario Conde busqué muy adentro, por todo lo que representa para nosotros los cubanos: es el personaje más querido en la isla. Padura se ha convertido en un cronista de la historia de Cuba durante los últimos 30 años y Conde representa a mi generación. Esto ha sido como evocar los recuerdos de mi juventud, del grupo de amigos que nos reuníamos a escuchar música que estaba prohibida y de las novias… Nosotros queríamos ser actores y teníamos un grupo de teatro, como Mario Conde, que se define como un nostálgico de mierda", explica con buen humor Pichi, como llaman cariñosamente a Perugorría.

Los cuatro episodios que conforman esta serie se han rodado íntegramente en La Habana, donde se han recreado los barrios marginales de la capital a principios de los años 90, el periodo en el que este detective desordenado, frecuentemente borracho y desencantado intenta resolver sus casos.

"Durante la grabación bromeábamos con que habíamos creado un nuevo género, el ‘noir’ caribeño. Y de hecho lo es. Esta serie retrata La Habana de una forma espectacular, sobre todo los barrios decadentes que no suelen salir en el cine. La Habana es una protagonista más,", añade.Protagonista innegociable

El único aspecto innegociable para Padura era que el actor que debía encarnar a Mario Conde fuera Perugorría. "Aparte de ser un lector de su obra, tengo la suerte de ser su amigo y te puedo decir que Leonardo ha quedado muy satisfecho del resultado, está muy feliz. De hecho los dos llevábamos como 15 años tratando de llevar al cine alguna de sus novelas pero nunca se había logrado materializar este proyecto", comenta el actor.

El peso del protagonismo femenino recayó en la actriz hispano-colombiana Juana Acosta, que acabó interpretando a Karina, una joven ingeniera que toca el saxofón y que acaba enamorando locamente al detective. "Juanita es una actriz estupenda, apasionada con su trabajo. Hasta estuvo ensayando con el acento y con el saxofón, que es el instrumento que toca su personaje. Está francamente genial", asegura Perugorría.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión