Despliega el menú
Comunicación

Se crea un 'aparcamiento' para dejar a los hijos

Al niño le ponen alrededor del cuello una placa identificadora, por si la madre tarda mucho en volver o manda a otra persona, y para recogerlo, basta con presentar el recibo y pagar la tarifa solicitada.

El 22 de abril de 1965, HERALDO DE ARAGÓN se hizo eco de una curiosa iniciativa implantada en Roma: un ‘aparcamiento’ de niños. Vamos, que si "una dama de la buena sociedad romana desea ir a la peluquería, de compras, a jugar al bridge o cualquier otra ocupación interesante y no sabe qué hacer con su hijo", puede llevarlo a este centro de acogida temporal. Al niño le ponen alrededor del cuello una placa identificadora, por si la madre tarda mucho en volver o manda a otra persona, y para recogerlo, basta con presentar el recibo y pagar la tarifa solicitada. Son mujeres que "tendrían tiempo de sobra que dedicar a sus criaturas, pero que prefieren ocuparse de las cien mil cosas que consideran indispensables".

Mientras la mamá va de compras o a la peluquería, puede depositar a su hijo en un centro especializado.

Acaba de crearse en Roma un servicio comercial cuyos directores tienen un claro sentido de la oportunidad. Se trata del ‘aparcamiento de niños’.

Si una dama de la buena sociedad romana desea ir a la peluquería, de compras, a jugar al bridge o cualquier otra ocupación interesante y no sabe qué hacer con su hijo, no tiene más que acudir con la criatura al ‘aparcamiento infantil’. Cuando quiera retirarlo, tres o cuatro horas más tarde, le bastará presentar el recibo, pagar la tarifa honorario y llevarse el niño, al que se le coloca alrededor del cuello una plaquita identificadora por si acaso la madre tarda mucho y ya no lo reconoce fácilmente o por si manda a otra persona a retirarlo.

La directora de la institución, que conoce bien el mundo en que se desenvuelve, expone claramente en su prospecto las ventajas del sistema: "Lo mismo que se deja el coche en un garaje o aparcamiento de pago, puede usted confiarnos a sus hijitos pequeños".

(Recopilación de Elena de la Riva y Mapi Rodríguez. Documentación de Heraldo de Aragón)

Etiquetas
Comentarios