Despliega el menú
Aragón

Carlos Crespo: "No soy partidario de un plan de cierre de cuarteles"

El nuevo jefe de la Guardia Civil en Aragón quiere mantener los niveles de seguridad y abrir la colaboración con Francia para recibir gendarmes donde haya turistas franceses.

El general Carlos Crespo, nuevo jefe de la VIIIZona de Aragón, esta semana en su despacho de la Comandancia de Zaragoza.
El general Carlos Crespo, nuevo jefe de la VIIIZona de Aragón, esta semana en su despacho de la Comandancia de Zaragoza.
José Miguel Marco

Llevaba muchos puntos para volver a Aragón como general tras estar destinado tiempo en Huesca y Zaragoza. ¿Qué proyectos trae en la mochila?

Es complicado traer algo nuevo en esta institución. Yo no me considero un genio sino un trabajador. Mis retos a plazo corto son tratar de mantener los buenos niveles de seguridad en Aragón, que están muy por debajo de la media nacional, estrechar más los lazos con los actores de la sociedad civil, con empresas, sindicatos agrarios, ganaderos, hostelería, o con la población a través de los alcaldes. Así, trataremos de que la sensación de inseguridad esté acorde con los datos objetivos, algo que no es fácil. También tener esos contactos con ámbitos que trabajan en la violencia de los colegios y contra la mujer. Queremos abrir más colaboración internacional porque somos frontera con Francia y hay campos nuevos con la Gendarmería. Hay lugares de turismo francés (como los barrancos de Guara o Motorland) y podemos traerlos, o al revés, en la parte de turismo aragonés llevar allí a la Guardia civil. Ya vamos a la estación de esquí de Saint Lary.

En su toma de posesión destacó que la plantilla de 3.000 efectivos puede ampliarse, pero su único camino es la eficiencia. ¿Hay suficientes cuarteles?

Estamos saliendo de la crisis, una etapa muy dura, y no creo que es bueno tomar grandes decisiones en esa época porque puedes cometer errores. La Guardia Civil tiene una estructura sobre el territorio que ha ido cambiando. Los cuarteles se han abierto y se han cerrado. Plantearse ahora un redespliegue sin cobertura de plantilla es una mala decisión. Ahora van a empezar a entrar más guardias civiles que los que se vayan por la oposición de 2.500 plazas y la situación se revertirá. Ha cambiado la tendencia, pero tardarán en llegar porque estarán un año en la Academia y otro de prácticas. Hay que trabajar con los mimbres que tenemos. No soy partidario de un plan de cierre de cuarteles, aunque sí de reajustarlos porque es un órgano vivo. La Guardia Civil tiene el valor de su presencia en el territorio y los municipios agradecen los cuarteles porque les da seguridad, aunque no estén abiertos las 24 horas del día. Queremos que siempre haya patrullas a nivel comarcal con la capacidad de respuesta de la Guardia Civil. Y además están las líneas de investigación contras las bandas organizadas. Hay que optimizar al máximo los recursos en seguridad ciudadana hasta que podamos tener más efectivos.

El nivel de delincuencia en Aragón está 9 puntos por debajo de la media, pero hay repuntes con robos de cable o de almendras que hacen daño. Hasta se crean patrullas ciudadanas...

Es muy importante la cercanía a los ciudadanos. El contacto con los agricultores y ganaderos es muy bueno. Hay un tipo de delincuencia móvil que vive en otras regiones y actúa donde ven oportunidad. Esa información puede ser analizada y puede servir de prevención. Los equipos Roca están trabajando muy bien al establecer ese contacto diario.

El trabajo de los Greim en el Pirineo aragonés es brillante con los rescates de montaña. ¿Cree que un día se cobrarán?

Es un debate antiguo y creo que la Guardia Civil no puede cobrar los rescates porque para eso es Benemérita. Pero el sistema de Aragón es muy bueno a nivel internacional e incluye un médico del 061. Su gasto se intenta recuperar con los seguros de los federados. Hay que mentalizar más desde los clubes y federaciones que es bueno federarse si vas a la montaña. Y si van a la Cola de Caballo, llevar gorras. La parte más cara de un rescate no es el helicóptero o nuestro material, sin ver el riesgo, sino la asistencia médica hospitalaria. Cataluña y el País Vasco han legislado para cobrar rescates y aún no lo han hecho. Se ha perdido la humildad a la hora de ir a la montaña y ella va a seguir en el mismo sitio para poder volver.

Su experiencia en Información le llevó de ETA a los yihadistas en Aragón. ¿Hay algún riesgo aquí?

Cuando vine a Zaragoza traía una experiencia del yihadismo y lo pusimos en marcha. No hay elementos de riesgo ahora, pero el terrorismo yihadista no es estructurado como el de ETA, con aparatos ilegales y comandos legales. Es otra cosa y muy complicado evitarlo. Tenemos mucha más experiencia y medios que hace unos años contra el terrorismo. Conocemos a estas personas para ver cómo actúan y piensan para apreciar indicios en sus cambios. Trabajan mucho el disimulo, hay que leer para comprenderlos. Hemos aprendido a saber distinguir los mensajes radicales.

¿El Centro de Cooperación Policial de Canfranc entre Francia y España da muchos frutos?

El Centro de Cooperación de Canfranc tiene unas relaciones excelentes y un punto de contacto de comunicación muy importante. Hemos hecho investigaciones conjuntas antidroga con la Gendarmería francesa.

Cuando llegó a Huesca vivió el efecto mediático de Fago. ¿La Guardia Civil ha abierto su modelo de comunicación?

Estoy convencido de que es bueno abrir la comunicación con los medios, desde el respeto y la lealtad. No me voy a meter cómo escribir y yo puedo reservarme de hablar de según qué cosas.

¿Qué puede hacer con el proyecto de la nueva comandancia de la Guardia Civil?

Tengo que preguntar en el Ayuntamiento cómo está el solar que se cedió en Valdespartera y vale mucho dinero. Tendré que preguntar en mi casa para ver cómo estamos, pero el borrador de los Presupuestos Generales del Estado está muy limitado en inversiones. Lo veo complicado.

Respecto a las bajas de depresión, ¿cómo van?

No tengo datos, pero cuando llegué, entre las preguntas genéricas que hice una fue sobre las bajas y me dijeron que no había un problema notorio o importante en alguna unidad determinada, más allá de la media.

Las carreteras N-232 y N-II sin desdoblar es un problema endémico con los accidentes mortales que afronta el destacamento de Tráfico.

Tráfico puede hacer poco, salvo esa solución que adoptaron de pintar una línea continua de 30 kilómetros seguidos (de Figueruelas a Mallén). Pero lo que hay que hacer es una obra para desdoblarla y parece que aún no hay dinero. Eso no es nuestro. Lo que hacemos es fomentar los controles y vigilancia. El teniente coronel del Subsector de Tráfico me dice que han bajado los accidentes y los fallecidos.

¿Qué cree de la absolución del Jurado al acusado del crimen de Montori en Ejea hace 20 años?

Hemos hecho un buen trabajo de reconstruir los parciales y se le identificó. El jurado expuso su dudas e interpretó otra cosa. No pasa nada. Y si el fiscal o la acusación recurren, ya se ver

Etiquetas
Comentarios