Despliega el menú
Aragón

El tsunami del 'brexit' estremece Europa

El tsunami del Brexit estremece Europa y se lleva a David Cameron por delante.

Banderas británicas en Londres
Banderas británicas en Londres

El por algunos temido Brexit ha triunfado finalmente, dejando sentir sus efectos más inmediatos, el principal, el anuncio del primer ministro británico, David Cameron, de que abandonará el cargo porque el nuevo escenario precisa de un nuevo capitán que lo comande.

Cameron, partidario de la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea, ha dicho no obstante que Gran Bretaña puede sobrevivir fuera de la UE y ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a los inversores y a los ciudadanos que viven y trabajan fuera de la isla.

El mismo mensaje de "serenidad y tranquilidad" que ha transmitido el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, quien ha destacado que el proceso de salida efectiva de los británicos de la UE tardará dos años y mientras tanto las actuales relaciones jurídicas entre la isla y la Unión Europea no cambiarán.

Especialmente Rajoy ha lanzado un mensaje de tranquilidad a los españoles que trabajan en Gibraltar cuya situación tampoco va a cambiar por ahora, y a los británicos que trabajan o viven en España, al tiempo que ha reiterado que se reunirá con los líderes de los principales partidos políticos antes de asistir esta próxima semana a la reunión del Consejo Europeo donde Cameron informará oficialmente del resultado del referendum. El triunfo del 'leave'

Con el 100 por cien de los votos escrutados, la opción de la salida de la Unión Europea, también conocida como 'Brexit', ha ganado el referéndum en Reino Unido con un 51,9 por ciento del total de sufragios, con 17,4 millones de apoyos, según los resultados oficiales. El 'leave' ha calado más entre los ciudadanos mayores ya que los jóvenes británicos han votado mayoritariamente por la permanencia (remain).

El 'Brexit' ha logrado el respaldo de 17,41 millones de electores, frente a los 16,14 millones de personas que se han decantado por la permanencia del país en el bloque comunitario, un 48,1 por ciento del electorado, lo que supone una diferencia de más de un millón de votos.

La participación en la consulta se ha situado en el 72,2 por ciento del total de 46,5 millones de votantes registrados para la cita electoral. Con todos los votos escrutados, el 'Brexit' se ha hecho con una victoria celebrada por sus partidarios como el "día de la independencia británica", una euforia que contrasta con la negativa reacción de los mercados, que evidencian las serias implicaciones de una decisión contra la que habían luchado la práctica totalidad de las fuerzas políticas, económicas y sociales de Reino Unido.

Junto a los efectos sobre la volatilidad financiera, el 'statu quo' británico se enfrenta a un terremoto político con epicentro en el Número 10 de Downing Street, puesto que el primer ministro, David Cameron, había apostado por una opción, la de la permanencia, ignorada por la mayoría de los ciudadanos.

Cameron ya ha anunciado este viernes que no será el "capitán" que lleve el país a su "nuevo destino" fuera de la Unión Europea y que será elegido un nuevo primer ministro en octubre.

En una comparecencia ante la prensa, el jefe del Gobierno británico ha dicho que no sería "correcto" que él, que ha hecho campaña por la permanencia en la Unión Europea, sea el "capitán" que lleve a su país a la salida del bloque comunitario.

Además, ha anunciado que habrá un congreso de su partido en octubre para elegir al nuevo primer ministro que dirigirá el país hacia la salida de la Unión Europea y que la decisión de los británicos en el referéndum ha sido "muy clara". Mantener la unidad

Gran Bretaña es el primer país que abandona la Unión Europea y el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, se ha apresurado a declarar que los líderes de la UE están "determinados a mantener la unidad como 27", al tiempo que ha pedido que el momento "histórico" que supone la salida de Reino Unido del club comunitario no se traduzca en "reacciones histéricas".

"Estamos preparados para este escenario negativo (...), no habrá ningún vacío legal", ha asegurado en una breve declaración previa a la reunión que mantendrá con el jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, y el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz. "Es un momento histórico, pero desde luego no es un momento para reacciones histéricas", ha añadido.

Tusk ha adelantado que convocará una cumbre extraordinaria a 27 en los márgenes del Consejo europeo de la próxima semana, previsto para los días 28 y 29, para examinar la situación sin el primer ministro británico, David Cameron. "Además propondré a los líderes que empecemos una reflexión más amplia sobre el futuro de la Unión", ha explicado.

"No hay manera de predecir todas las consecuencias políticas de esta situación, en especial para Reino Unido", ha admitido el presidente del Consejo, quien ha dicho ser plenamente consciente de "cuán serio y dramático" es el momento político que supone el voto negativo del referéndum.

Tusk ha mantenido contactos telefónicos con todas las capitales durante los últimos dos días, con el objetivo de coordinar una respuesta consensuada ante la posibilidad del llamado 'Brexit'.

"Hoy, en nombre de los veintisiete líderes puedo decir que estamos determinados a mantener nuestra unidad como Veintisiete. Para todos nosotros, la Unión es el marco de nuestro futuro común", ha recalcado.

También ha querido enviar un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos, al asegurar que "no habrá ningún vacío legal", porque Reino Unido seguirá siendo un Estado miembro hasta que concluya el proceso formal de salida, por lo que las leyes de la Unión Europea seguirán siendo de aplicación en el país. "Con ello me refiero a los derechos y a las obligaciones", ha advertido.

Tusk ha concluido su intervención recordando que los últimos años han sido los "más difíciles" en la historia de la Unión Europea, pero ha asegurado, recordando una frase de su padre, que "lo que no te mata, te hace más fuerte".

Etiquetas
Comentarios