Branded
Suscríbete
Grupo Mas Farré, donde se esconden los límites de tu imaginación

Grupo Mas Farré, donde se esconden los límites de tu imaginación

Son varios los espacios que el grupo ofrece para celebrar una boda a medida de los novios. El siguiente cuento ayudará a saber cuál es nuestro favorito.

Recinto del Palacete.
Recinto del Palacete.

Cuentan que una vez se reunieron todos los espacios de GMF.

Cuando la tradición y la inquietud por avanzar de Restaurante Piscis y Hotel MasMonzón se dieron cuenta de todas las cualidades que poseían, propusieron al resto: “Vamos a jugar al escondite”.

Bodegas Lalanne levantó la ceja y, con curiosidad, sin poder contenerse, preguntó: "¿Al escondite? Fantástico, dispongo de los más románticos recodos que hay por inventar…"

Masía Tozal contestó: "Me encanta! Sugiero naturaleza, vistas, aire puro…perfecto para dejarse llevar por la imaginación".

Laus danzó de euforia y dio tantos saltos que terminó por resurgir de entre los viñedos un espacio vanguardista y moderno todavía aun sin descubrir.

"1,2,3…" comenzó a contar el Palacete, que fue el primero en esconderse entre sus milenarias rocas, vegetación, historia y estancias camaleónicas.

Catering subió al cielo y se quedó agazapado detrás de la sombra del triunfo que, por su propio esfuerzo, había conseguido llegar a lo más alto, donde avistó el último rincón de la tierra donde casi nadie había soñado llegar.

Piscis y MasMonzón casi no consiguen esconderse porque cada lugar que encontraban les parecía ideal para alguno de sus amigos: si era agua cristalina (lágrimas de los Pirineos), genial para Tozal; si era la copa del árbol, perfecta para el Palacete; si era una ráfaga de viento, magnifico para la libertad de Laus. Así es que terminó por esconderse en un rayo de sol, cerca de Bodegas Lalanne donde se doran y maduran las vides cada temporada. Piscis y MasMonzón se dieron cuenta de que habían elegido bien, un lugar cómodo y muy acogedor. Aunque añoraban al resto de amigos…

Catering estaba encantado... desde donde estaba ¡se veía el arcoíris!

Concluyó la locura y comenzó la búsqueda, GMF (el corazón que los hace latir de pasión a todos) hizo salir a sus duendes, hadas y magos, artífices todos ellos con su esfuerzo, dedicación y delicadeza exquisita de esa locura controlada y mimada que son sus eventos.

Y así, el juego continúa...

Desde el Grupo Mas Farré , se anima  los futuros contrayentes a encontrar el espacio ideal, con duendes y hadas que les acompañarán en esta mágica aventura.

Porque en Grupo Mas Farré los límites están en tu imaginación.

- Más información en 'Suenan campanas', la guía de bodas de HERALDO

Etiquetas