Despliega el menú
Branded

La Sierra de Albarracín, un pinar bañado por el Rodeno

La comarca seduce a todos sus visitantes con su multitud de tesoros naturales y culturales.

Circuitos de aventura para todas las edades.
Circuitos de aventura para todas las edades.
C.S,A.

Las tonalidades rojizas definen a la Sierra de Albarracín. Una comarca que esconde espectaculares paisajes en una difícil orografía con carácter propio donde reina el rodeno. Los extensos bosques de coníferas se abren paso entre cañones y barrancos de vértigo. Este territorio ha sido cuna de muchas comunidades, como los asentamientos prehistóricos que dejaron su huella en los yacimientos de arte Rupestre que se mantienen en la actualidad y han sido declarados Patrimonio de la Humanidad.

Un paraje grandioso que se puede observar en toda su plenitud desde el mirador Peña de la Cruz. Este enclave, no apto para personas con miedo a las alturas ya que se encuentra a 1.538 metros de altitud, fue un punto estratégico durante la Guerra Civil, porque muestra todo el territorio a vista de pájaro. Desde los grandes picos a los valles donde descansan riachuelos, la sierra esconde multitud de rincones dignos de postal. Uno de ellos es el salto del Molino de San Pedro, una cascada que desemboca en una enorme y profunda poza desde la que puede verse el acueducto que llevaba el agua del río hasta el molino que le da nombre.

Este paisaje dominado por aguas cristalinas, que también se pueden observar en el nacimiento del río Cabriel, conocido por los famosos ‘ojos’ que forma el agua al subir a la superficie, convive con el paisaje protegido de los Pinares del Rodeno. Un territorio repleto de rocas magenta que crean formas imposibles, rodeadas de pinos.

Patrimonio cultural

La belleza de la Sierra de Albarracín no solo se encuentra en sus paisajes, también está muy presente en su patrimonio arqueológico. Cuenta con municipios en los que cada uno de sus rincones son en sí mismos auténticas joyas culturales. Como es el caso de Albarracín, uno de los pueblos más bonitos de España, que se encuentra protegido por la muralla medieval que lo rodea y coronado por su imponente castillo. Además, la comarca posee grandes infraestructuras de la época romana, como el acueducto que une esta localidad con Cella. Uno de los vestigios de ingeniería más importantes de la península ibérica.

Junto a toda su riqueza cultural, la comarca ofrece una gran diversidad turística para satisfacer los gustos de todos sus visitantes. También hay destinos para que los más aventureros puedan ponerse a prueba en los circuitos de escalada; para los más deportistas, con rutas de senderismo, ‘running’ o equitación; o para los aficionados a la micología, que encuentran en sus bosques una gran variedad de ejemplares. Tal es la riqueza de setas existente en esta zona que todos los años se celebran unas jornadas micológicas en las que se realizan diversas actividades: desde charlas explicativas, búsqueda de especies o degustación de las mismas.

Sus sabores

La Sierra de Albarracín cuenta con sabores propios, como su queso curado que es ya un referente dentro del sector. Dentro de sus recetas tradicionales, uno de los platos que hay que degustar en esta comarca es su gazpacho. Una receta barroca y laboriosa a base de aceite de oliva, sal,pimentón, agua y sollapas que se puede combinar con hígado de cerdo, setas o liebre. Un plato con mucha historia que suele prepararse cuando llegan las fiestas populares, siendo las más características las de Los Mayos y las patronales de cada municipio. Para descubrir todo este encanto, los visitantes pueden descargarse la aplicación móvil ‘Rutas Temáticas’, que les dará una mirada diferente de esta tierra turolense a la que, a su rico patrimonio cultural, se unen interesantes valores botánicos, geológicos, micológicos y ornitológicos de igual calado, magnitud y belleza.

Actividades con niños

La Sierra de Albarracín es un paraíso para viajar con niños. Un destino perfecto repleto de actividades en las que disfrutar de la naturaleza: ya sea a pie, a caballo o, incluso, por el aire, en sus tirolinas. Estos circuitos, adaptados a los diferentes niveles, se sumergen dentro del bosque, esquivando los grandes árboles y atravesando sus barrancos. Además de todas estas actividades, pequeños y mayores podrán aumentar sus conocimientos sobre la flora y la fauna en los diversos museos y centros de interpretación que se extienden por la comarca. Un lujo para poder conocer en profundidad y vivir la sierra.

El apunte: conoce su variedad ornitológica

La Sierra de Albarracín cuenta con más de 100 especies diferentes de aves. Gracias al entorno de la comarca, en el que predominan los bosques, pero que también tiene zonas de humedales y lagunas, se convierte en el emplazamiento perfecto para la ornitología. En este terreno privilegiado, los aficionados de la ornitología podrán pasear por sus bosques mientras avistan infinidad de ejemplares como águila real, ratoneros, garzas imperiales, aguiluchos laguneros, carriceros o gavilanes.

No dejes de ver...

La ruta de los puentes colgantes en Calomarde.  La ruta del barranco de la Hoz, que une los municipios de Calomarde y Frías de Albarracín a través del cañón del río Blanco, es uno de los senderos más populares de este territorio. Un recorrido en pleno río en el que destacan sus pasarelas colgantes sobre el agua. Sus tradiciones del pasado. La tradición trashumante cobra gran relevancia en la Sierra de Albarracín. El museo de la trashumancia de Guadalaviar y el centro de interpretación de la reserva de los Montes Universales de Orihuela del Tremedal son los destinos de referencia de estas actividades que fueron fundamentales en la vida de sus habitantes en el pasado y que aún tienen repercusiones en la actualidad.Anota en el calendario

La celebración de los Mayos. Diversos pueblos de la comarca le dan la bienvenida al quinto mes del año entre canciones y halagos con la celebración de ‘Los Mayos’. Una tradición que se celebra desde hace cientos de años y que en sus orígenes servía para unir a los jóvenes casaderos. La berrea de Orihuela. Con la llegada del otoño tiene lugar la berrea de los ciervos. Los visitantes se trasladan al monte para oír en directo este espectacular proceso de cortejo de la especie en directo.Redes sociales:

En Facebook. SierradeAlbarracín. En Twitter. @Sierralbarracin. En la web: www.comarcadelasierradealbarracin.es-Ir al suplemento 'Impulsa Aragón'

Etiquetas