Despliega el menú
Branded
Suscríbete
Las claves para disfrutar del otoño sin dolores de espalda

Las claves para disfrutar del otoño sin dolores de espalda

Las cirugías y seguimientos personalizados que realizan en el Centro Internacional de Microcirugía para dar solución a diversas patologías de columna vertebral han permitido a decenas de pacientes recuperar su calidad de vida.

El CIM es uno de los centros pioneros en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de columna vertebral mediante la aplicación de prácticas mínimamente invasivas.
El CIM es uno de los centros pioneros en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de columna vertebral mediante la aplicación de prácticas mínimamente invasivas.
CIM

Una mala higiene postural unida al envejecimiento natural de la columna vertebral son dos de los factores que ocasionan la mayoría de las molestias de espalda de los aragoneses. Dolores de poca gravedad que, sin el tratamiento adecuado, pueden evolucionar hacia patologías más graves, tales como la estenosis foraminal y espinal o hernias discales, que acaben mermando la calidad de vida personal y profesional de los que las padecen. Claro que, gracias al interés médico por dar solución a las diferentes enfermedades de espalda, se han conseguido desarrollar técnicas quirúrgicas muy avanzadas, como las del  Centro Internacional de Microcirugía (CIM), ya son muchos los que han podido decir adiós definitivamente a su malestar físico y mental.

Desde el CIM explican que, "además de ser un centro único en España, sus profesionales tratan desde las patologías más comunes hasta aquellos que han sido diagnosticados como "casos perdidos por otros médicos". Para ello hacen un seguimiento exhaustivo que comienza con la valoración de cada caso y finaliza cuando el paciente ha acabado la rehabilitación que le permita recuperar su rutina sin dolores. "El objetivo principal de nuestro centro es dar una solución definitiva a los problemas de espalda de la forma menos agresiva e invasiva posible para que la persona pueda rehacer su vida con normalidad", aseguran desde el centro.

Los profesionales que forman el equipo del CIM, liderado por los doctores alemanes Hans Geipert y Andreas Frank (quienes suman entre ambos más de 25 años de experiencia entre su país de origen y el nuestro), atienden en el Hospital San Juan de Dios de Pamplona, a pocos kilómetros de la capital aragonesa. Aquí ponen en práctica la DCM (Descompresión del Canal Medular por Microcirugía): una cirugía que permite "liberar de forma precisa y exacta la médula de cualquier opresión, ya sea ósea o de cualquier otra naturaleza, devolviendo al conducto raquídeo su tamaño original y con un nivel de riesgo muy bajo", explican desde el CIM y añaden que "así, pueden evitar la fijación de placas y tornillos, un proceso más doloroso que, además, resta movilidad".

Los cirujanos Hans Geipert y Andreas Frank.

Los cirujanos Hans Geipert y Andreas Frank.

Para llevar a cabo estas avanzadas técnicas –que "suponen un auténtico adelanto respecto a la cirugía convencional"– el CIM cuenta con un equipo muy completo y formado capaz de ayudar a los médicos en todo lo necesario, optimizando los recursos y los conocimientos y ayudando a alcanzar esa tasa de éxito tan alta. "Disponemos de un personal completo que asesora, reconoce, interviene y revisa todos los servicios correspondientes" dándole un trato único a cualquier paciente que se acerque a alguna de las dos sedes españolas del CIM: una en la provincia de Málaga y otra en Pamplona.

No hay que olvidar que una de las ventajas de este centro y "la que más suele sorprender a los pacientes" es el tiempo de hospitalización, ya que, según el tipo de cirugía, se puede abandonar la clínica en tan solo dos o tres días. A esto se añade que, "tan solo unas semanas después de la intervención, el paciente puede comenzar a realizar ejercicios suaves e incorporarse a su rutina habitual libre de dolores", concluyen.

Centro Internacional de Microcirugía

Teléfonos de contacto:

649 59 10 57 687 41 40 07

Etiquetas