Branded
Suscríbete

El sueño en la adolescencia

Estudios recientes han demostrado que los patrones de sueño de los adolescentes difieren respecto a los de niños y adultos. El cuerpo les pide dormirse tarde y levantarse a media mañana. Es algo biológico, no una mala costumbre

adolescente
adolescente

No extraña que a los adolescentes les guste quedarse despiertos hasta tarde, que ignoren la alarma del despertador en alguna que otra ocasión o que se muestren durante el día especialmente somnolientos.

Hasta hace poco esos hábitos no eran más que malas costumbres, pero estudios recientes han demostrado que los patrones de sueño de los adolescentes difieren de los que tienen los niños y los adultos.

Estos estudios han permitido constatar que durante la adolescencia el ritmo circadiano del organismo, una especie de reloj biológico interno, experimenta un reajuste que invita a dormirse y a despertarse más tarde.

A diferencia de los niños y los adultos, cuyo cuerpo les pide que cada vez se acuesten y se despierten más temprano, el cuerpo de la mayoría de los jóvenes les anima a dormirse tarde y a levantarse a media mañana.

Volver a la portada de la información de Pikolin

Etiquetas