Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Plantas para decorar

3
3

Hay vida más allá del poto y el coleo. Crear estructuras vegetales aporta un toque de originalidad a cualquier espacio

Pocos se resisten a tener al menos una pequeña planta. El ser humano abrazó la vida industrial hace apenas dos siglos, pero la atracción romántica por la naturaleza sigue presente. En los hogares hay que pequeños cactus, aloe vera, coleos, potos, alguna kentia...

Si las plantas gustan, se pueden aprovechar para convertirlas también en elemento decorativo. Lo típico es poner una macetita junto a la ventana, regarla una vez a la semana y olvidarnos. Pero si de verdad nos gustan las plantas las posibilidades son enormes. Lo divertido es integrarlas en la decoración. En el fondo decorar es como vestirse:si queremos un look roquero, visualizaremos un intérprete de rock y añadiremos complementos. Aquí sería similar:¿qué lugares suelen reunir plantas?Invernaderos, patios, casas de campo... Podemos convertir una estancia de la casa en ese lugar en concreto. Si tenemos un balcón o galería cerrados, se puede imitar fácilmente el espíritu de los invernaderos de finales del siglo XIX. Una mano de pintura, una mesa decapada que haga las veces de banco de trabajo, macetas envejecidas y plantas que cuelgan y se desaparraman son ingredientes suficientes.

Quizá nos guste la idea de la casita de campo en la campiña. En ese caso, si disponemos de una terraza, se puede crear el efecto fácilmente, lo difícil es conseguir que un pequeño balcón nos haga sentir en la Toscana. Aquí entra la imaginación y el aprovechamiento del espacio:un carrito puede servir para crear un particular 'jardín vertical'. Si elegimos plantas como salvia, margaritas o hierbabuena quedará aún mejor el conjunto.

Y siempre se pueden crear estructuras vegetales. ¿Para qué si no tenemos el techo tan vacío? De ahí pueden colgar diversos maceteros, que al colocarse junto a la ventana crearán un efecto espectacular cuando el sol haga brillar las hojas.

CORTINA. Este rincón cobra una segunda vida gracias a las plantas. Lo que sería un simple cenador es ahora un pequeño jardín, tras aprovechar el techo.

El balcón más pequeño puede servir para cultivar plantas aromáticas o floridas. Un viejo carro restaurado sirve aquí de soporte para las cajas ajardinadas, pero también se puede utilizar una sencilla estantería. Lo importante es aprovechar el espacio.

COLGANTES. Las macetas no siempre tienen que estar en el suelo o la pared, también pueden colgar del techo. Con un sencillo sistema de cuerdas y varios contenedores de terracota, se ha creado en este patio un particular escenario vegetal.

COMO UN INVERNADERO. Los románticos conservatorios pueden servir de inspiración para galerías cerradas, cocinas, cuartos de baño... El color verde y la madera oscura crean el impacto visual, pero las plantas en macetas antiguas logran esa atmósfera del pasado.

INTEGRADAS. La decoración bohemia de este ventanal es barata y efectiva. Las plantas juegan un papel importante para que el conjunto no parezca un completo mercadillo. El verde de las hojas combina con las persianas baratas de caña y la estantería de bambú.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión