Despliega el menú
Blog
Suscríbete

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

Hinds, ¿las nuevas reinas del rock español?

Mucha voluntad y actitud, pero frutos todavía muy verdes. Están de 'guateque' de tarde dominguera para amiguetes. Y saco la obsoleta palabreja 'guateque' porque la sencillez guitarrera y las armonías vocales remiten en cierto modo a los sesenta, aunque el pie lo puedan tener mejor, por buscar un sitio donde meterlas, en el lo-fi y cierto parentesco en ideas y pretensiones a Throwing Muses o The Breeders. Rock alternativo de finales de los 80 y los primeros noventa.

Son Hinds, cuatro chicas del madrileño barrio de Malasaña que están dando el salto no solo a la popularidad en España sino al internacional, hasta el punto que ya han dado más de un concierto en Londres con lleno y críticas positivas. “Poseen un directo libre, salvaje, enérgico, un verdadero show de rock and roll”, se ha escrito en la versión inglesa del Rolling Stone, en tanto que Bobby Gillespie, cantante de Primal Scream, le ha dado al me gusta en Facebook, definiendo al grupo con dos palabras “inocencia y disonancia”.

Más por lo primero, por la inocencia, diría uno que están todavía las cuatro veinteañeras. Si siguen adelante, cosa de la que caben dudas y posiblemente estemos ante el típico fogonazo de moda (hype, le llaman los cursis), es seguro que cuando graben un cuarto o quinto álbum, pongamos por caso, no se parecerán en nada a la simpleza que alimenta su primer disco, publicado hace poco con el título de 'Leave Me Alone' y cantado completamente en inglés. Una docena de canciones simpáticas y sencillas, agradables incluso, aunque les falta un hervor todavía, o sea, más cuerpo, más perfil, mejor entonación y guitarreo menos amateur, si bien es cierto que los desafines de guitarras y voces están dejados a propósito por empuje de Paco Loco, que las ha grabado, para darle –les decía él- más espontaneidad y frescura. Psss, mucho que discutir al respecto.

Pero bueno, ya es mucho lo que han logrado. Que en Londres las sigan, que hayan puesto pie también en los USA y Japón, que se van a hinchar de bolos y festivales modernos y que suenen a pop-rock y no a las martingalas tontorronas con que castiga la tropa femenina de divas internacionales o al típico chumba chumba electroverbenero.

Eso sí, aún es pronto para que en la prensa española, dígase El País, se lean titulares como 'Las nuevas reinas del rock' o 'Cuatro madrileñas se comen Londres'. Ejercicio de chauvinismo patriota que está bien para sacar adelante nuevos valores y llamar la atención del respetable, pero que, hoy por hoy, es tremendamente exagerado. A ver lo que depara el futuro.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión