Blog
Suscríbete

Blog - Al Alba

por Mariano Gistaín

Snowden demuestra que el sistema de espionaje no es seguro

El caso de Edward Snowden es un aliciente para mejorar el sistema de espionaje masivo mundial de EE.UU.

Refleja que no funciona.

Cualquiera podría estar vendiendo informaciones ahora mismo a otros países, empresas, o grupos terroristas.

Si Snowden ha podido burlar a su propia organización, externalizada (privatizada), otros pueden hacerlo.

El sistema no es fiable.

Es lo que tienen los datos, que es fácil interceptarlos -con ayuda de los googles, apples, microsofts, etc- pero también es fácil dispersarlos por ahí.

Por eso el mejor argumento para que estas actividades sean supervisadas por los jueces es la propia seguridad. La democracia es la garantía definitiva de seguridad.

Una vez que la democracia ha renunciado a la libertad y la (relativa) igualdad subordinando esas funciones a los poderes económicos, era lógico que la seguridad no valiera nada. Más que perseguir a Snowden por esos aeropuertos lo que tendría que hacer Obama, si es que manda algo, es regular mejor sus agencias de cotilleo.

Etiquetas