Despliega el menú
Blog

Blog - Al Alba

por Mariano Gistaín

Los límites de la crueldad

El poder ha de darse cuenta de que si se achicharra a la población más allá de un cierto límite la vida se va a encarecer para todos en sentido literal. El éxito de España es que se puede salir a la calle, pasear y estar en las terrazas sin que nadie te inquiete o te mate por robarte diez euros. Este éxito empieza a peligrar. Si se trata de vivir enclaustrados en urbanizaciones blindadas o de ir con guardaespaldas al bar de la esquina, eso ya no es vida. Es mejor ser un poco menos despiadados y que  se pueda respirar.

La evolución se ha basado más en la cooperación que en la competitividad. Un equilibrio.

Etiquetas